¡Pruébalos! Remedios caseros para aliviar el mal aliento

A- A A+
abril 12
/ 2016

Aunque los enjuagues bucales comerciales son bastante efectivos, en esta ocasión queremos compartir algunas alternativas caseras para aliviar el mal aliento. ¡Pruébalas!

La halitosis o mal aliento se caracteriza por provocar un olor desagradable en la boca es una condición muy incómoda.

Por tratarse de un síntoma muy vergonzoso, quienes lo sufren tienden a disminuir su nivel de confianza y autoestima para convivir en su entorno social.

En muchos casos está causado por las deficiencias en la higiene bucal, pero también está relacionado con el consumo de ciertos alimentos, el tabaquismo o la resequedad en la boca, entre otros.

Por fortuna, en la actualidad hay muchos productos que permiten frenar el crecimiento bacteriano para neutralizar el olor y mejorar la salud oral.

1. Bicarbonato de sodio para aliviar el mal aliento

El bicarbonato de sodio es una de las sustancias más empleadas en el tratamiento de la halitosis. Sus propiedades antimicrobianas ayudan a controlar el crecimiento bacteriano para neutralizar el mal olor y posibles infecciones.

Ingredientes
1 cucharadita de bicarbonato de sodio (5 g)
½ vaso de agua tibia (100 ml)

¿Cómo prepararlo?

Diluye el bicarbonato de sodio en agua tibia y realiza gárgaras dos o tres veces al día.

2. Aceite esencial de árbol de té

Por sus potentes cualidades antisépticas, el aceite esencial de árbol de té es un desinfectante natural que inhibe la acción bacteriana en la boca para controlar el mal olor.

Ingredientes
5 gotas de aceite esencial de árbol de té
5 gotas de aceite de menta
3 gotas de aceite de limón
½ taza de agua tibia (125 ml)

¿Cómo prepararlo?

Incorpora los aceites esenciales en media taza de agua tibia y hazte un enjuague dos veces al día.

3. Perejil

El perejil contiene una sustancia llamada clorofila que actúa de manera eficaz contra los síntomas de la halitosis.

Ingredientes
1 puñado de hojas de perejil
½ taza de vinagre de manzana (125 ml)

¿Cómo prepararlo?

Pica el puñado de hojas de perejil y sumérgelas en vinagre de manzana durante 15 minutos.
A continuación, mastícalas durante uno o dos minutos.
Repite el remedio después de cada cepillado.

4. Vinagre de manzana

El vinagre de manzana contiene ácido acético, una sustancia que baja el pH de la boca para alterar el ambiente que necesitan los microorganismos para proliferarse.

Ingredientes
3 cucharadas de vinagre de manzana (30 ml)
1 vaso de agua (200 ml)

¿Cómo prepararlo?

Diluye el vinagre de manzana en el vaso de agua y usa el producto para hacerte un enjuague bucal.

5. Limón

El jugo de limón es uno de los remedios más antiguos contra este problema. Su ácido cítrico detiene la proliferación de las bacterias en la lengua y encías.

Ingredientes
1 limón
1 vaso de agua (200 ml)

¿Cómo prepararlo?

Exprime el jugo de limón y mézclalo con un vaso de agua.
Realiza gárgaras con el líquido, varias veces al día.

6. Infusión de hierbabuena

Las propiedades antibacterianas de la hierbabuena son útiles para reducir el mal olor y el número de bacterias.

Ingredientes
1 puñado de hierbabuena
1 taza de agua (250 ml)

¿Cómo prepararla?

Calienta la taza de agua y, cuando llegue a ebullición, añade el puñado de hierbabuena. Permite que se haga la decocción durante 5 minutos, cuela y consúmelo después de cada comida.

7. Té de ortiga

El té de ortiga es una bebida depurativa que estimula la eliminación de toxinas y metales pesados acumulados en el organismo.

Aunque la mayoría lo ignoramos, estas condiciones también influyen en la dificultad para controlar el mal aliento.

Ingredientes
1 cucharada sopera de ortiga (10 g)
1 taza de agua (250 ml)

¿Cómo prepararlo?

Coloca a hervir la taza de agua, agrégale la ortiga y déjala a fuego lento 5 minutos.
Retírala, espera hasta que se enfríe y toma dos tazas al día.

8. Hinojo

Las semillas de hinojo son útiles para aliviar el mal aliento ocasionado por comidas cargadas en condimentos y sequedad bucal.

Ingredientes
1 cucharada de semillas de hinojo (10 g)

¿Cómo hacerlo?

Mastica unas cuantas semillas de hinojos tras acabar de comer.

9. Té de alholva

Si el mal aliento está causado por infecciones catarrales, este remedio de alholva (también conocida como fenogreco) es una buena solución.

Ingredientes
1 cucharadita de semillas de alholva (5 g)
1 taza de agua (250 ml)

¿Cómo prepararlo?

Incorpora las semillas de alholva en una olla con una taza de agua y déjalo hervir a fuego lento.

Cuela el líquido y consúmelo dos veces al día.

Además de emplear alguno de estos remedios contra la halitosis, recuerda reforzar las medidas de higiene bucal con un buen cepillo, crema y seda dental.

 

I21