Procesan a empresario cercano a los Kirchner por presunto lavado de dinero

A- A A+
abril 18
/ 2016

Un juez federal argentino decidió hoy procesar con prisión preventiva al empresario Lázaro Báez, cercano a la familia Kirchner, investigado en una causa por el presunto lavado de dinero, por la que ya se encuentra detenido, informaron fuentes judiciales.

El juez Sebastián Casanello también procesó a Martín Báez, hijo de Lázaro, al contador Daniel Pérez Gadín y a los financieros César Fernández y Fabián Rossi, entre otros, al considerarlos “co-autores del delito de lavado de activos”, que según la legislación argentina tiene una pena máxima de diez años de prisión.

Según la resolución reproducida por el Centro de Información Judicial, los empresarios también serán embargados por 100 millones de pesos cada uno (unos 6,9 millones de dólares).

En el caso de Sebastián Pérez Gadín, hijo de Daniel y otro de los acusados, el embargo estará en torno a la suma un millón de pesos (unos 69.000 dólares).

Los vehículos y bienes registrales de todos los imputados también serán embargados y los fondos de sus cuentas bancarias quedarán congelados.

En la misma resolución, Casanello citó a declaración indagatoria al extitular del Fisco argentino durante el Gobierno de Cristina Fernández, Ricardo Echegaray, quien deberá presentarse ante el juez el próximo 3 de mayo.

Sobre Echegaray, el juez también decretó la prohibición de salida del país suramericano. Además, el magistrado ordenó “la inmediata captura nacional e internacional” del abogado de Báez, Jorge Óscar Chueco, quien se encuentra desaparecido desde la semana pasada, “a fin de recibirle declaración indagatoria”.

Casanello lleva adelante una causa por presunto lavado de dinero en la que se investiga a Báez, estrecho colaborador del fallecido presidente argentino Néstor Kirchner y principal adjudicatario de obra pública en la sureña provincia de Santa Cruz, bastión kirchnerista.

Según la denuncia, Báez habría sacado del país millonarios fondos a través de sociedades inscritas en Panamá.

En ese sentido, el juez también requirió la colaboración de la Unidad de Información Financiera (organismo antilavado de Argentina), “con el objeto de identificar y localizar todo tipo de bienes que los imputados, como así también las empresas que integran o de las que se beneficiaron, puedan registrar en otros países”.

De la misma forma, Casanello libró nuevamente exhortos a Suiza, Belice, Panamá, Estados Unidos, Uruguay y España. En esa causa, Báez y su hijo fueron llamados a declarar ante el juez el 5 y el 6 de mayo respectivamente.

Emol