Primer ministro de Canadá está enorgulloso de ser “feminista”

A- A A+
marzo 16
/ 2016

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, hizo hoy en la ONU una apasionada defensa de la igualdad de género y aseguró que seguirá declarándose “feminista” mientras sea necesario.

“Voy a seguir diciendo alto y claro que soy feminista hasta que me respondan encogiendo los hombros”, dijo Trudeau, que subrayó que el hecho de que su feminismo aún llame la atención significa que tendrá que seguir usando esa palabra durante un tiempo.

“No debería ser algo que generase una reacción. Es simplemente decir: yo creo en la igualdad entre hombres y mujeres y creo que todavía tenemos mucho que hacer hasta llegar ahí. Eso es como decir que el cielo es azul y la hierba es verde”, insistió.

El primer ministro canadiense, que desde su elección se ha destacado como un fuerte defensor de la igualdad de género, intervino hoy en un acto junto a ONU Mujeres en la sede de Naciones Unidas.

Entre otras cosas, defendió su decisión de crear un Gobierno paritario y respondió a quienes le criticaron por ello argumentando que imponer una “cuota” impediría la designación de los mejores candidatos.

“Lo cierto es que son los hombres los que deben sentirse afortunados de que hiciese un Gobierno al cincuenta por ciento”, señaló.

Trudeau mostró además cierta incredulidad por el hecho de que sus mensajes en favor de la igualdad hayan sido recibidos con tanto entusiasmo en muchos lugares y consideró que son cosas obvias.

“¿Debemos luchar por los derechos de la mujer y tratar de crear sociedades con más igualdad? Obvio. ¿Debemos respetar la diversidad y reaccionar ante el racismo? ¡Por favor!”, señaló.

El líder del Partido Liberal canadiense defendió que su generación y las posteriores ven la igualdad como algo mucho más natural que las precedentes y subrayó la necesidad de seguir trabajando para extender ese sentimiento a toda la sociedad.

Trudeau adelantó algunas reformas que su Ejecutivo está considerando para impulsar la igualdad, entre ellas varias para facilitar la vida laboral de las personas con niños pequeños -cuyo cuidado siguen asumiendo más las mujeres- o para impulsar la presencia de mujeres en altos cargos empresariales.

 

ET