¡Preocupados! Instituciones españolas se pronuncian por situación política en Venezuela

A- A A+
enero 04
/ 2016

Eurodiputados, miembros del Parlamento español y representantes de partidos políticos de España firmaron el Manifiesto contra el golpe a la democracia. Elecciones Parlamentarias en Venezuela, a través del cual rechazan la designación de magistrados del TSJ y la impugnación a diputados electos el pasado 6 de diciembre

Personalidades de la política española se congregaron este lunes en la sede del portal Elcorreodelorinoco.com en Madrid para ofrecer un respaldo al pueblo venezolano, a la democracia y al nuevo Parlamento representado por sus 112 diputados electos por voluntad ciudadana.

Este apoyo se ha traducido en un manifiesto, leído y firmado por personalidades como la eurodiputada Beatriz Becerra; el senador Dionisio García; el diputado Juan Ramón García; el diputado Fernando Maura y el coordinador Fernando Andrés, además de representantes de partidos políticos de Venezuela en Madrid, Ligia Contreras (Primero Justicia); Manuel Rodríguez (Causa R); Cristofer Correia (Vente Venezuela) y Tomás Páez (Ciudadanos por la Unidad).

Dada la grave situación registrada en los últimos días de diciembre, estas personalidades decidieron manifestar su preocupación por la situación política actual de Venezuela, en vista que la Asamblea Nacional saliente nombró con no pocas irregularidades legales y violatorias a la Constitución, a 13 miembros del Tribunal Supremo de Justicia para entorpecer la instalación de la nueva Asamblea democráticamente elegida.

A continuación el texto del manifiesto.

MANIFIESTO
Golpe a la Democracia en Venezuela

El gobierno de Nicolás Maduro viene de dar un golpe a la democracia aprovechando los últimos días del año, amparándose en la sombra de las festividades navideñas, para desconocer e irrespetar la voluntad del pueblo que se expresó este pasado 6 de diciembre. En esta contienda electoral, el pueblo venezolano manifestó su hartazgo con la corrupción, el desabastecimiento, la escasez de productos de primera necesidad, la inseguridad, y el deseo de vivir en paz.

La sociedad venezolana votó por un cambio. Más de 7 millones y medio de venezolanos lo expresaron claramente, en un evento cuya participación alcanzó el 75% del electorado.

El gobierno hace de oído sordo al formidable reclamo popular. Valiéndose de la precaria mayoría con la que cuenta en el parlamento, los diputados oficialistas, a tan solo pocas horas de culminar su mandato, adoptan decisiones, todas ellas plagadas de irregularidades, en las que mal designa a los nuevos integrantes del Tribunal Supremo de Justicia con el único fin de torcer la voluntad de cambio de los venezolanos. Su propósito es desconocer el extraordinario triunfo que obtuvo la MUD, que le permite contar con mayoría calificada en la Asamblea Nacional. En pleno periodo vacacional la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia decidió suspender la proclamación de los diputados electos en el Estado Amazonas.

El Tribunal Supremo Justicia no puede anular la representación que el pueblo eligió en unas elecciones que se realizaron con un claro y abusivo ventajismo del gobierno. Con ese acto el gobierno se coloca de espaldas al pueblo venezolano y de este modo pierde toda legitimidad.

Antes, en su desespero, se atrevieron a crear un inexistente parlamento comunal. Querer callar la voz del pueblo y romper la mayoría calificada que obtuvo la Mesa de la Unidad (MUD), y en el peor de los casos, impedir que ésta se instale, es una provocación y un llamado a la violencia, es nuestro deber denunciar este atropello totalitario, respaldar a la comunidad venezolana en la defensa de los resultados siempre por la vía pacífica y democrática.

Es por ello que hacemos un llamado a la comunidad internacional y denunciamos desde que el gobierno de Maduro, valiéndose de medidas desesperadas, pretende crear zozobra y violencia. Pese a ello apoyamos el camino democrático y pacífico, pues somos amantes de la libertad y la igualdad.

Nos sumamos: A ser la voz internacional de la mayoría de los venezolanos en su defensa de la democracia, el respeto de la voluntad de los ciudadanos, y apoyar a los 112 diputados electos de la Mesa de la Unidad Democrática.

Convocamos a la comunidad internacional, ciudadanos, líderes, representantes e
instituciones democráticas, a velar, proteger y defender el proceso democrático expresado el 6 de diciembre en las elecciones parlamentarias.

Rechazamos la actitud vil y parcializada de un grupo de miembros del gobierno para, a través de la asamblea saliente, nombrar de manera fraudulenta una serie de magistrados en el Tribunal Supremo de Justicia para recibir, evaluar, y aceptar las impugnaciones a los candidatos elegidos mediante el voto, en un sistema electoral considerado por el gobierno como el mejor del mundo. Todo esto con la única finalidad de que los diputados de la oposición no logren formar la nueva Asamblea Nacional en Venezuela.
Respaldamos la voluntad de 7 millones y medio de ciudadanos que pidieron un cambio, a la Mesa de la Unidad Democrática como garante de los partidos políticos democráticos a él suscrito, y a todos los 112 diputados elegidos democráticamente.

Asumimos que el proceso electoral venezolano ha sido supervisado por organismos internacionales, invitados por el gobierno, donde en palabras del mismo, es imposible el fraude y es el más confiable del mundo, ejemplo para otros países. No se han declarado irregularidades.

Pedimos a las distintas organizaciones gubernamentales, asociaciones civiles, partidos políticos, y ciudadanos en general, que apoyen esta iniciativa, que colaboren y se sumen en esta acciones para la defensa de la democracia en Venezuela.

Fundaciones, organizaciones y partidos políticos españoles.

TC