Preocupación dentro del Psuv ; Por Nitu Pérez Osuna

A- A A+
abril 14
/ 2016

Horas antes de sentarme a escribir mi acostumbrada columna semanal, llegó a mis manos un informe interno del PSUV, titulado “Para garantizar el futuro de la Revolución Bolivariana”. Luego de leer su contenido, me pareció lo suficiente relevante como para cambiar el tema sobre el cual pensaba escribir, a pesar de mi profundo desacuerdo con lo allí expresado.

El informe comienza con un crudo diagnóstico sobre la realidad interna del PSUV, acusando a la organización de “autoritarismo, sectarismo, corrupción y falta de liderazgo…” Y agrega que por ello se hace necesario e impostergable “el combate a las desviaciones dentro del proyecto bolivariano para la rectificación y el nuevo renacer de una ética insurgente que colme de esperanza, sobre todo, a los sectores populares”.

Luego plantea una serie de propuestas sobre los diferentes temas que aborda el informe: el vacío de liderazgo luego de la muerte de Chávez, la escasez y la inflación en el marco de la guerra económica, el avance de la inseguridad, el rol de los militares, el nuevo entorno latinoamericano condicionado por la estrategia del Imperio, y la necesidad de dialogar con otros sectores.

Tres temas llamaron particularmente mi atención. Primero, el reconocimiento por los errores cometidos en el ámbito económico que no ha podido engranar la lucha unificada y colectiva que exponga la necesidad de un mundo más humano. Segundo, la disposición a ceder en planteamientos ideológicos, hasta ahora inamovibles, para asegurar la continuidad del proceso. Tercero y el que más llamó mi atención: el requerimiento de que Nicolás Maduro dé un paso al costado, para que la transición política sea manejada por el chavismo y no por la oposición.

Respecto a éste último punto, el informe opina que, lamentablemente, Maduro no pudo superar los difíciles retos de la realidad nacional; y que, si es removido por el asunto de su presunta nacionalidad colombiana, los consecuencias negativas para el chavismo serán devastadoras. No solo será destituido de manera humillante, sino que se hundirán junto con él otros poderes públicos, así como “el prestigio” del PSUV. Por eso el informe plantea que sean sus propios camaradas quienes en privado le propongan la renuncia, justificada públicamente con cualquier otro motivo, para que así asuma el Vicepresidente, y se pueda ir a elecciones con cierta posibilidad de éxito.

El informe concluye con un pronóstico optimista, pero condicionado. Si se adoptan las medidas propuestas en el informe, dice, entonces el chavismo tendrá un futuro político asegurado, aunque no siempre en funciones de gobierno. Pero si éstas no se acogen, entonces será barrido ineludiblemente por la historia, desperdiciando así el enorme legado que dejó el comandante Chávez. Propone el informe que haya una refundación de la organización, basada en los principios originarios, para recuperar el respaldo popular, actualmente disminuido, como quedó demostrado en las pasadas elecciones parlamentarias.

Como era de suponer, el reporte nada dice del narcotráfico dentro del Estado, la subordinación al régimen cubano, la alianza inaceptable con las FARC, o las cuentas multimillonarias de chavistas en bancos internacionales como los de Andorra; pero estos son temas tabú, sobre los cuales nadie puede hablar, aunque se trata de una realidad palpable.

Desconozco si este informe está relacionado con los conflictos internos dentro del chavismo, como los reflejados en los reportajes recientes del ABC de Madrid o El Nuevo Herald de Miami. Pero es natural que haya preocupación, porque todas las encuestas hunden al chavismo y particularmente a Maduro, quien, además de todo, es extranjero.?

[email protected]
@NituPerez