¡Por las nubes! 600% subieron precios de repuestos para carros en dos años

A- A A+
febrero 28
/ 2016

Mantener un vehículo se ha vuelto un lujo para muchos conductores. Algunos prefieren pagar un viaje expreso cuando deben trasladarse a otras ciudades, para no “darles rosca a sus carros”.

En la venta de partes automotrices Punto Com de Lechería, el kit de tiempo de un automóvil promedio, como el Chevrolet Aveo, cuesta Bs 65.000. Esta pieza tenía un valor de Bs 11.000 en 2014 y Bs 18.000 en 2015. Esto representa un alza de hasta 600% en dos años.

Omar Piñedo, vendedor de este establecimiento, expresó que a la inflación se suma la grave escasez del rubro, ya que 80% de los que se oferta en el país es importado y el Estado no ha liquidado divisas para pagar a los proveedores internacionales.

Dijo que tienen más de 12 meses sin recibir repuestos para carros americanos como Ford, ni para los europeos Fiat y Wolsvagen.

El comerciante Ernesto García tiene un Toyota Corolla 2005. Contó que en enero viajó al estado Sucre con su familia y prefirió pagar Bs 10.000 en pasajes que correr el riesgo de gastar Bs 60.000 en un caucho.

Nadie se salva

Y es que ningún vehículo se escapa de la posibilidad de permanecer estacionado por varios días por falta de neumáticos, baterías, bujías u otras partes más grandes.

Franklin Hernández, encargado de Repuestos RFK, en Barrio Sucre de Barcelona, señaló que “el calvario” es el mismo para todos los que tengan que cambiarle una pieza a su automóvil.

Indicó que el tripoide para un Aveo supera los Bs 25.000, cuando el año pasado costaba Bs 6.500. “Lo peor de todo es que en almacén no contamos con ese accesorio y creo que pocos proveedores lo pueden tener”.

Rifirió que entre los repuestos de mayor demanda se encuentran las bombas de agua, “pero no todo el mundo tiene Bs 39.000 para comprar una. El año pasado la gente sufría para sacar de su bolsillo Bs 17.000, que era lo que costaba”.

Venden sus carros

Otra de las opciones que han puesto en práctica muchos conductores es vender los vehículos y comprar un modelo más pequeño, más económico y con menos dificultades para adquirir las piezas. La docente jubilada Coromoto Pérez es una de esas personas y contó que su salario (Bs 9.649) no le alcanza para cubrir los gastos de una camioneta.

 

ET