Polémica en Portugal por inauguración de plaza en honor a Chávez

A- A A+
abril 15
/ 2016

La inauguración en la ciudad de Amadora de una plaza con el nombre del expresidente venezolano Hugo Chávez, fallecido en el 2013, ha creado controversia en el Ayuntamiento de este populoso suburbio lisboeta.

En el barrio de Alfragide, el Consistorio de Amadora inauguró el pasado martes la “plaza Hugo Chávez”, en una rotonda de acceso a una zona comercial. En la placa, se le presenta como presidente de Venezuela y consta su fecha de nacimiento y fallecimiento (1954-2013).

Desde que el Ayuntamiento, presidido por la socialista Carla Tavares, colocase en las redes sociales fotos de la inauguración de la “plaza Hugo Chávez”, vecinos y partidos políticos locales han criticado la decisión.

“El Ayuntamiento no tiene potestad para apoyar el régimen de Venezuela. Avergüenza a nuestra ciudad, es un lugar por donde pasa mucha gente. Menos mal que en esta rotonda no vive nadie y no tiene que pasar por la vergüenza de vivir en un lugar con el nombre de Chávez“, denunció João Castanheira, concejal del democristiano CDS-PP (el partido más a la derecha en Portugal).

Castanheira desmintió a la alcaldesa, que dijo que esta iniciativa se había apoyado en una moción por mayoría, y aclaró que lo que se respaldó fue un voto de pesar por la muerte de Chávez presentado por los comunistas, en la que solo había una sugerencia para poner a una zona de la ciudad el nombre del dirigente.

“Pedimos que se retire el nombre de Chávez de esta plaza”, realzó el concejal del CDS-PP.

La alcaldesa Tavares, sin embargo, reiteró que se consensuó enviar un mensaje de pesar a Venezuela por la muerte de Chávez y se acordó que el Ayuntamiento de Amadora “perpetuase” el nombre del dirigente. La regidora añadió que en abril del 2015 hubo una reunión de la comisión de toponimia para determinar dónde se homenajearía a Chávez.

Amadora, un municipio operario al noroeste de Lisboa con 175.000 habitantes, muchos de ellos afrodescendientes, tiene una especial relación con Venezuela desde la década pasada, cuando se adoptó un proyecto venezolano para fomentar la inclusión social de los jóvenes a través de la música.

EE