¡Palo abajo! Se desploma la popularidad de Donald Trump en las encuestas

A- A A+
abril 01
/ 2016

Las últimas encuestas a nivel nacional muestran una fuerte caída del magnate en todos los sondeos en caso de llegar a la carrera por la presidencia. A su vez, su imagen también sufrió nuevas bajas entre los electores por sus polémicas declaraciones.

Un estudio realizado por Real Clear Politics da cuenta que el 63 por ciento de los encuestados tienen una evaluación negativa de Donald Trump, mientras que tan sólo el 30 por ciento tienen una mirada positiva.

Según detalla la empresa, los números que reflejó la consulta se asemejan a los índices de aprobación del ex presidente George W. Bush durante sus últimos meses en el cargo, que dieron pie a la aplastante victoria del presidente Barack Obama.

Las fuertes críticas y protestas sociales a raíz de las declaraciones del magnate aumentan la presión sobre los delegados republicanos, quienes podrían negarle la nominación en julio, una situación compleja para el partido si es que Trump cuenta con una amplia mayoría sobre Ted Cruz, indicó un informe difundido este jueves por MSNBC.

El repudio se ha hecho más fuerte y evidente por la retórica violenta del empresario, y más aún por su ataque a la esposa del senador por Texas, Heidi Cruz.

A su vez, la detención de su jefe de campaña, Corey Lewandowski, quien fue formalmente inculpado por lesiones contra una periodista, y sus expresiones de castigar a las mujeres que abortan, han causado un cimbronazo dentro de la interna.

En lo que respecta a la posible lucha entre Hillary Clinton y Trump por obtener la presidencia de los Estados Unidos, al menos seis encuestas nacionales realizadas en el mes de marzo dan a la ex secretaria de Estado como ganadora y que superaría a su rival por dos dígitos.

De todas formas, los mejores estrategas demócratas han advertido que vencer al magnate podría ser más duro de lo que parece, ya que su campaña ha tomado fuerza en varios sectores de la sociedad norteamericana, y algunos estados, como Pensilvania, Ohio, Michigan y Wisconsin, podrían ser cruciales.

Sin embargo, las encuestas recientes debilitan fuertemente la idea de que Trump tiene el tipo de popularidad necesaria para llegar a la presidencia.

Una encuesta realizada por el Washington Post y ABC News a principios de este mes encontró que la mayoría de los blancos no universitarios (52 por ciento) y los blancos (51 por ciento) desaprueban a Trump.

Otro estudio, de la Universidad Marquette, indica que el 70 por ciento de los votantes de Wisconsin tiene una mirada negativa del empresario.

Los números de Trump son terribles entre los votantes negros e hispanos, aunque algunos estrategas republicanos han argumentado que el GOP aún podría tener buenos números por la mejora de sus márgenes con los votantes blancos.

Pese a esto, la posición con las mujeres muestran que difícilmente el magnate pueda triunfar sin el apoyo de estos grupos.

Justamente, el sondeo del Post y ABC encontró que tres cuartas partes de las mujeres tenían una opinión desfavorable de Trump, estudio que se realizó antes que Lewandoski fuera acusado de agresión contra una periodista y que el magnate propusiera un “castigo” para las mujeres que interrumpen su embarazo fuera del marco de la ley.

Mientras que una encuesta de NBC News y Wall Street Journal indicó que el 70 por ciento de las mujeres a nivel nacional tienen una mirada negativa del magnate.

Las declaraciones de Trump sobre el aborto enfurecieron a los republicanos y a los activistas pro-vida que han pasado años tratando de entrenar a los candidatos para evitar la retórica inflamatoria y posiciones en torno a la cuestión. El empresario se retractó de sus comentarios el mismo día, pero sus frecuentes explosiones agudizan los temores dentro del Partido Republicano quienes temen lo que pueda suceder en la elección presidencial.

Por primera vez en este ciclo, algunos analistas sugieren que la mayoría de los líderes en la Convención Republicana podrían entrar en juego si los números de Trump son muy superiores a los de su rival en la interna.

Existe una gran posibilidad que no sea el candidato, ya que es poco probable que gane una convención por el débil apoyo entre los líderes del partido.

IBA