ONU advierte sobre los altos niveles de corrupción en Latinoamérica

El alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad al Hussein, afirmó este lunes que recientes escándalos de corrupción en países como Brasil y Honduras ponen de manifiesto cuán “arraigado” este flagelo está en “todos los niveles de gobernanza” en muchos estados latinoamericanos.

“La corrupción viola los derechos de millones de personas en todo el mundo, al robarles lo que deberían ser bienes comunes y privarles de derechos fundamentales como la salud y la educación o el acceso igualitario a la Justicia”, señaló el diplomático jordano en el discurso completo que presentó hoy ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU y del que sólo leyó un fragmento en el pleno.

En opinión de Zeid, “recientes escándalos, incluidas alegaciones muy serias contra funcionarios de alto rango en Brasil y Honduras, han revelado cuán profundamente arraigada está la corrupción en todos los niveles de gobernanza en muchos países en las Américas, a menudo vinculada al crimen organizado y el narcotráfico”.

“Esto socava las instituciones democráticas y erosiona la confianza pública”, subrayó el alto comisionado.

Agregó que el progreso para descubrir y procesar judicialmente la corrupción a altos niveles de los gobiernos “es esencial” para respetar los derechos de los ciudadanos y saber que se haga justicia.

En Brasil los escándalos de corrupción han afectado a las más altas esferas de la política y el sector empresarial, y han salpicado a los expresidentes Dilma Rousseff y Luiz Inácio Lula da Silva, así como hombres próximos al actual presidente, Michel Temer.

En Honduras, a su vez, se intenta erradicar este flagelo -que ha echado profundas raíces en el país, en gran medida porque la justicia también ha sido corrupta- con la ayuda de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (Maccih), de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Zeid también se refirió a Guatemala, donde precisamente este domingo una comisión legislativa recomendó quitarle la inmunidad al presidente, Jimmy Morales, denunciado por financiación electoral ilícita.

En concreto, valoró que la Corte de Constitucionalidad revirtiera la decisión del mandatario de declarar persona non grata al máximo responsable de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), el abogado colombiano Iván Velásquez, y de expulsarlo del país.

“Insto al pleno apoyo y protección del trabajo de aquellos que luchan contra la impunidad y la corrupción, y aliento al Gobierno a reafirmar sus compromisos con los derechos humanos y el fortalecimiento de la gobernanza democrática y del Estado de derecho”, afirmó Zeid.

En su discurso completo el alto comisionado de la ONU también se refirió a El Salvador, país que le preocupa no por la corrupción, sino por la violencia continuada entre miembros de pandillas poderosas y las fuerzas de seguridad.

Estos enfrentamientos han generado “informaciones alarmantes” de ejecuciones extrajudiciales, sostuvo.

La Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos también ha recibido informaciones de “amenazas contra periodistas que trabajan en documentar la existencia de presuntos escuadrones de la muerte”.

“Me siento alentado por la apertura de algunas investigaciones, e insto a reforzar estos esfuerzos”, recalcó Zeid.

“La labor de los periodistas para asegurar el derecho a la información por parte del público y su trabajo deben ser protegidos de la violencia y la intimidación”, indicó.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.