¡Ojo al dato! Ten cuidado con estas enfermedades de transmisión sexual

A- A A+
junio 14
/ 2016

En lo que a salud sexual se refiere, puede que no estés tan informado como crees. Conoce algunas enfermedades de transmisión sexual de las que quizás, todavía, no hayas escuchado hablar.

Un problema serio

Cada año, habría unos 20 millones nuevas transmisiones de enfermedades sexuales en Estados Unidos (STD por sus siglas en inglés), según los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de ese país (CDC por sus siglas en inglés).

Si bien las más conocidas y frecuentes, son gonorrea, clamidia y herpes, hay otras que pueden ser igualmente graves y molestas.

·       Mycoplasma Genitalium

Es una pequeña bacteria que puede encontrarse en las membranas mucosas de la uretra, el cérvix, garganta y ano, explica el sitio Medical Daily.

Entre sus síntomas, pueden destacarse:

·       Uretritis (inflamación de la uretra), en los hombres, caracterizada por una secreción, una sensación de quemazón o dolor al orinar.

·       Inflamación de la pelvis y cervicitis (proceso inflamatorio del cuello uterino) en mujeres, caracterizada por picazón vaginal y dolor al tener relaciones sexuales.

Además, las personas que han tenido 4 o más parejas sexuales en el último año, tendrían más probabilidades de tener la enfermedad, como encontró un estudio publicado en 2015 en la revista científica International Journal of Epidemiology.

·       Tricomoniasis

Es una infección producida por un parásito, algo desconocida pero bastante frecuente. Afectaría a 7.4 millones de hombres y mujeres en Estados Unidos ¡cada año! Lo positivo, es que sería la más curable entre todas las STD, explica el CDC. Los síntomas pueden ser:

En hombres:

·       Picazón dentro del pene.

·       Secreciones leves.

·       Leve quemazón luego de orinar o eyacular.

En mujeres:

·       Dolor en la parte baja del abdomen y al orinar.

·       Secreciones verde-amarillentas y espumosas.

Lo más llamativo es que, de las 3.7 millones de personas en Estados Unidos que la tienen, solo el 30 por ciento desarrollaría síntomas. Eso hace que muchos no sepan que que la contrajeron.

Es curable, pero si no se trata, podría causar partos prematuros en mujeres embarazadas, y aumentar el riesgo de contraer VIH.

·       Sarna

Es una enfermedad de la piel contagiosa, producida por el ácaro Sarcoptes scabiei var. hominis. Puede transmitirse por contactos prolongados “piel con piel”, cuando una de las dos personas la tiene, incluyendo el contacto sexual, indica Medical Daily.

Produciría:

·       Picazón, por una alergia al ácaro.

·       Úlceras que se ven como sarpullidos.

·       Líneas delgadas (como marcadas con un lápiz) en la piel.

Además de consultar inmediatamente con un médico, el sitio Medline Plus, de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos, recomienda:

·       Lavar en agua caliente la ropa interior, toallas y ropa de cama.

·       Lo que no se pueda lavar, puede descontaminarse solo con evitar el contacto con cualquier cuerpo por al menos 72 horas.

Probablemente, el médico te recete una crema específica para esta afección.

Lymphogranuloma venereum

Es una forma muy común de clamidia, aunque la infección en sí no sería tan común.

Se caracteriza por pápulas genitales o úlceras, seguidas por nódulos linfáticos en el área de la ingle o los muslos, según informa el sitio Medscape. Esto se produce por una infección del sistema linfático y sus nódulos.

Los síntomas pueden comenzar de dos días a un mes después de entrar en contacto con la bacteria, e incluyen:

·       Movimientos intestinales dolorosos.

·       Inflamación de los labios genitales.

·       Sangre o pus que sale del recto.

·       Drenaje en la piel que proviene de los nódulos linfáticos de la ingle.

Si no se trata, puede llevar a una desfiguración ulcerosa y un alargamiento de los genitales externos, pudiendo incluir el pene, la uretra y el escroto en los hombres, y los labios mayores, el clítoris, y las glándulas dentro de la apertura vaginal en las mujeres, entre otras complicaciones más graves.

Consulta siempre con un médico cuando tengas dudas o te preocupe tu salud sexual.

YH