¡Oído al tambor! Este es el malestar que crece en los cuarteles

A- A A+
mayo 17
/ 2016

En el seno de la Fuerza Armada Nacional (FAN) existe un fuerte rechazo al anuncio del presidente Nicolás Maduro de haber firmado por un lapso de 60 días un Decreto de Estado de Excepción, pues lo consideran una “manipulación jurídica” para evadir las responsabilidades del jefe del Estado. El malestar es un secreto que cada vez tiene más voces.

En días recientes el primer mandatario nacional, el alcalde Jorge Rodríguez, el diputado Diosdado Cabello y la presidenta del Consejo Nacional Electoral, Tibisay Lucena, sostuvieron una reunión en donde acordaron la realización del referéndum revocatorio en febrero de 2017, permitiendo así la continuidad del vicepresidente de la República. En la cita también decidieron nombrar un nuevo vicepresidente, que al asumir las riendas del Ejecutivo una vez realizado el referéndum revocatorio, tenga el compromiso de designar a Nicolás Maduro como segundo al mando.

“La noticia se ha filtrado y causa profunda indignación en quienes creen en el respeto fiel a la Constitución”, señala la fuente castrense.

La injerencia cubana en los cuarteles no ha cesado, tal es así que el General de Brigada cubano, Raúl Acosta Gregorich, es quien dirige la misión castrense antillana a lo interno de la FAN y los fines de semana reúne a unos 60 oficiales del país antillano que están infiltrados en unidades operativas claves, para acordar tácticas y estrategias semanales. Acosta Gregorich vive en un área de Fuerte Tiuna conocida como Villa Alba.

Destaca la fuente militar que no solamente dirige a oficiales de origen cubano, pues también “ha llegado al extremo” de impartir órdenes a oficiales venezolanos en unidades comandadas por fichas del clan Cabello.

EC