Saltar al contenido

Nuevo caso pederastia sacude a la iglesia en Ecuador

4 junio, 2018

Un nuevo caso de pederastia sacude a la Iglesia. El pasado 22 de mayo el sacerdote César Cordero Moscoso declaró ante el clero por las acusaciones en su contra por abuso sexual a menores. Las polémicas palabras del cura fueron divulgadas en los últimos días, complicando aún más su situación. La Arquidiócesis de Cuenca, encargada de llevar a cabo las investigaciones, emitió un comunicado por medio del cual denunció que “ha sido violada la confidencialidad de este proceso”.

“El Delegado entregó a cada una de las partes, como es su derecho propio, copia de la declaración, con el compromiso jurídico y moral, de guardar absoluta confidencialidad”, señala el texto. “Por tal motivo, esto agrava la situación procesal del imputado”.

“La Arquidiócesis de Cuenca no asume responsabilidad alguna sobre esta violación a la confidencialidad de los documentos y advierte, a su vez, la gravedad sobre las actitudes del Padre César C. que ha sido amonestado, y las de las partes que actúan en su nombre”, agrega el comunicado.

En su declaración, el sacerdote brindó polémicas palabras sobre los hechos de abuso sexual y también apuntó contra el papa Francisco por su postura al respecto.

“Aquel que quiere mantenerse íntegro no permite que el abuso tenga lugar”, afirmó César C.M. durante el interrogatorio.

Consultado por la comisión investigadora sobre los crecientes casos de acoso sexual en la Iglesia, el cura respondió: “Últimamente este tema se ha puesto muy de moda y tengo toda la impresión que muchas personas que con el objetivo de obtener dinero acusan a los sacerdotes de delitos tan graves”.

En su descargo, también disparó contra el papa Francisco, quien en las últimas semanas pidió perdón a las víctimas de acoso sexual por la Iglesia: “Me llama mucho la atención la actitud del papa Francisco de pedir perdón a las víctimas.

Por mi experiencia personal puedo decir que pedir perdón me parece algo muy difícil, propio solo de aquellos más santos. Por eso me llama la atención que el Papa descienda y se abaje de su dignidad de sucesor de Pedro y se ponga a la altura de unos malhechores pidiéndoles perdón”.

“Tengo la impresión de que el Papa quiere congraciarse con los enemigos de la Iglesia”, añadió.

El documento con las declaraciones del sacerdote llegó a manos de la prensa local, y rápidamente se viralizó en las redes sociales, lo que provocó la respuesta de la Arquidiócesis de Cuenca.

El pasado 30 de mayo, la Iglesia local informó que Cordero Moscoso quedó suspendido luego de que el perito de las investigaciones considerara “verosímiles las acusaciones”, y pidió perdón a las víctimas, personas y comunidades “que hubieran sido afectadas por los escándalos de clérigos”.