¿No tiene tiempo? Estos tips le ayudarán a perder peso si siempre está ocupada

A- A A+
marzo 23
/ 2016

En esta ocasión queremos compartir esas 8 buenas costumbres y recomendaciones que todos pueden tener en cuenta para perder kilos cuando se tienen muchas ocupaciones. ¿Te interesan?

Uno de los principales obstáculos que se ponen la mayoría de las personas a la hora de querer bajar de peso es no contar con tiempo suficiente como para seguir una dieta saludable y una rutina de ejercicios.

Si bien es cierto que casi siempre se requiere de dedicación, la mayoría solo lo toman como una excusa para justificar su práctica constante de hábitos poco sanos.

La realidad es que existen muchas formas de reducir medidas sin tener que seguir un régimen estricto de alimentación o un intenso plan de ejercicios diarios.

1. Consume un desayuno balanceado

El consumo diario de un buen desayuno es uno de los mejores hábitos que se pueden adoptar para mantener el peso estable.

La clave está en comenzar el día con decisiones inteligentes en lo que tiene que ver con la alimentación.

Ignorar el desayuno o elegir algo no saludable aumentará la sensación de ansiedad en horas posteriores y conducirá a comer en exceso.

En cambio, cuando se consume proteína, fibra y carbohidratos se prolonga la saciedad y se apoya la función del metabolismo.

2. Elimina la comida rápida en tu despensa

Puede que no tengas mucho tiempo para cocinar, sin embargo, eso no quiere decir que tengas que basar tu alimentación en comida basura o chatarra.

Identifica en tu despensa todos esos alimentos “chatarra” que lo único que hacen es hacerte ganar peso mientras te causan problemas digestivos.

Las papas fritas, las harinas blancas y los azúcares son algunos de los que tendrás que reducir sí o sí para poder adelgazar.

3. Consume café negro

El café negro sin azúcar es una bebida perfecta para empezar el día con el mejor rendimiento físico y mental.

Este contiene poderosos antioxidantes y nutrientes esenciales que benefician la salud cardiovascular y el cerebro, entre otros sistemas del cuerpo.

Además, a diferencia del que contiene leche o crema, es muy bajo en calorías y no aumenta el riesgo de subir de peso.

4. Mantén snacks saludables a la vista

Es casi imposible no sentir un poco de hambre entre las comidas principales. La cosa no es aguantar el deseo de comer sino elegir un snack sano y bajo en calorías.

En lugar de comer pasteles o frituras, mantén a la vista trozos de verduras, frutas y lácteos bajos en grasa.

Estas opciones son buenas para la salud, aportan sensación de saciedad y están cargadas con importantes nutrientes.

5. Prepara la comida el fin de semana

Una excelente forma de garantizar buenas elecciones alimentarias es preparar los almuerzos para cada jornada el sábado o domingo.

Aunque lo más aconsejado es comer los alimentos frescos, también se vale preparar las comidas y conservarlas en el refrigerador para su consumo en la semana.

6. Programa tus horas de ejercicio

Cuando estás ocupada la mayor parte del tiempo suele ser común que programes con anticipación las reuniones, las citas y todo tipo de eventos. Pues bien, con el ejercicio físico debes hacer lo mismo para que se convierta en una parte de la rutina.

La programación temprana de algún tipo de entrenamiento aumenta las probabilidades de que se llegue a realizar.

Además, si logras que tu pareja o amigos te acompañen al gimnasio o cualquier otro sitio deportivo, tendrás casi asegurado el éxito.

7. Incrementa el consumo de agua

El agua es la única bebida en el mundo que no contiene calorías ni grasas. Es la opción más saludable para hidratar nuestro organismo y promover la eliminación de las toxinas.

Los expertos recomiendan tomar entre 6 y 8 vasos al día, aunque también se vale la que aportan las frutas, los vegetales y los jugos naturales.

8. Consume una manzana al día

Algo tan simple y delicioso como comer una manzana al día puede ser clave para perder unos cuantos kilos de más.

Esta fruta contiene una buena cantidad de fibra, nutriente que prolonga la sensación de saciedad mientras promueve la digestión.

También está recomendada para disminuir la inflamación, la retención de líquidos y los desequilibrios en la microbiota intestinal.

Si incorporas todos estos consejos en tus hábitos diarios podrás ver que sin mucho esfuerzo puedes mantener tu peso bajo control.

Anímate a ponerlos en práctica, sé constante y en poco tiempo podrás notar los resultados.

 

MCS