¡No tardaron! EE.UU. responde contundentemente a la carta de Fidel Castro

A- A A+
marzo 28
/ 2016

El Gobierno de Estados Unidos replicó hoy a Fidel Castro que “nadie esperaba” que la normalización de las relaciones tras la “problemática” historia entre EE.UU. y Cuba fuera “fácil”, después de la histórica visita de la pasada semana a la isla del presidente estadounidense, Barack Obama.

“Fidel Castro puede hablar por sí mismo sobre la problemática historia entre Estados Unidos y Cuba (…). Las políticas previas de los últimos cincuenta años no han funcionado, creemos que hay que comprometerse para tener finalmente relaciones normales con Cuba”, indicó John Kirby, portavoz del Departamento de Estado en su rueda de prensa diaria.

Kirby reconoció que “nadie esperaba” que el restablecimiento de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba fuese a ser “lineal, fácil o rápido”.

“Hemos reconocido que todavía hay diferencias, los derechos humanos son una de ellas (…). Pero creemos que el modo de solucionarlas es teniendo diálogo”, agregó.

El funcionario estadounidense comentaba así el artículo de Fidel Castro publicado hoy en los medios oficiales de la isla titulado “Hermano Obama”, y en el que asegura que Cuba no necesita que “el imperio” le regale nada.

Sobre las declaraciones de Obama en Cuba a favor de “olvidar el pasado y mirar el futuro”, Fidel Castro afirma que los cubanos corrieron “el riesgo de un infarto” tras escuchar al presidente de Estados Unidos hablar de ambos países como “amigos, familia y vecinos”, y mencionó el “bloqueo despiadado que ha durado 60 años” y la invasión de la Bahía de Cochinos en 1961.

El antiguo líder cubano, de 89 años y retirado del poder en 2006, analiza en su “reflexión” el discurso del presidente Obama, ofrecido el pasado martes al pueblo cubano durante su visita a la isla, la primera de un mandatario estadounidense en más de ocho décadas.

Estados Unidos y Cuba reabrieron sus respectivas embajadas en julio pasado dentro del proceso de normalización de relaciones iniciado en diciembre de 2014 por Obama y Raúl Castro, presidente cubano y hermano de Fidel.

 

 

LV