“No será fácil pero se dará” No se pierda las infalibles predicciones de Wicca Reencarnada (@VirginiaEscobar)

A- A A+
marzo 02
/ 2016

Llegamos a Marzo, el mes de la carta de la justicia, pero invertida!!! Sin embargo, antes de presentarles mis predicciones debo aclarar que no estuvo fácil la lectura, las marañas y los enredos son demasiado complicados, pero es la maldad y la aberración la que más me cuesta ver, porque mi mente y mi espíritu sano no me dejan visualizar ni imaginar tanta oscuridad en algunos seres humanos.

Abren las cartas diciendo: No se reconocerán los derechos, hoy los míos, mañana los tuyos. La agitación crece, con la injusticia se abre una puerta que no se podrá controlar ni cerrar. Llega la venganza desde la ultratumba, de un muerto que no duerme tranquilo y cuyo cuerpo fue mutilado y vejado. Se rompe el débil equilibrio, llega la agitación y habrá pérdidas, muchas pérdidas.

En el corazón de los Venezolanos se escucha una voz que dice: “No será fácil pero se dará”

El TSJ marca nuevos caminos de tragedia para la AN, la cual representa la esperanza de los venezolanos. Pero los planes no se dan, y las promesas de dinero y fortuna no se cumplen.

Venezuela está enferma y quebrada, los bienes no alcanzan, no hay dinero y será abandonada en manos de militares.

Se recuerdan cuando les dije que nada saldría como lo planeado? Pues bien, solo el destino tiene la última palabra, ya éste acomodó las piezas para lo inesperado. No nos gustará y no es lo que deseamos, pero es lo que necesita Venezuela (repiten las cartas). Athirne… esa carta que desde hace tiempo habla de un hombre que tomará las riendas del país, pues finalmente tomará el puesto que le corresponde, es militar, algunos lo verán bueno, otro lo verán como la reencarnación del diablo. Pero en realidad no es ni lo uno, ni lo otro, es solo Athirne, el que abrirá la caja de Pandora para que salgan todos los demonio de la revolución, pero no tienen nada que temer, a menos que sean rojos rojitos o tengan rabo de paja.

Nicolás aparece marcado por un futuro incierto y muchas dificultades, darle largas al asunto le ha complicado el escenario aun más.

Vuelve a salir el sentir de los venezolanos, y nos habla de que finalmente los venezolanos verán el cambio que deseaban, pero no con los resultados que esperaron.

Nicolás abandonará el cargo y cruzará el Océano Atlántico hacia el viejo continente, alejándose de todos los problemas de Venezuela para sobrevivir hasta que el dinero le alcance, porque la hospitalidad tendrá que pagarla, y la renta es tan alta que no garantizará su seguridad por mucho tiempo.

El poder entrará en disputa y gana los militares, simplemente porque serán los primeros en consolidar una unión como grupo. En medio de todo esto las cartas marcan un eclipse de Luna y unos días después cambios súbitos, mientras tanto el caldo se calienta y hierve en ira, ambiciones, resentimientos, etc.

Se rompe o se desecha la transición planeada por muchos, y para sorpresa de todos se abre la caja de Pandora, para condenar algunos pecados y demonios, que bien se merecen que les caiga todo el peso de la ley. Por ahora serán solo algunos, los más pendejos.

Pero ni con eso habrá unión entre líderes. La única real y verdadera unión está en el pueblo, pero el equilibrio llegará a largo plazo.

Las cartas insisten en hablar de los caminos “Inesperados” para Venezuela, y me cuentan que de las débiles uniones nacen grandes insatisfacciones, que cada grupo planea darle la espalda a su opuesto, no se trata de dos grupos, sino de varios grupos que participan en un acuerdo de transición. Los militares no canten victoria, porque ahí hay más de un grupo, y solo uno de ellos ganará, y será el “Inesperado” porque esas son las energías que rondan a Venezuela.

Cuando llegue el abandono y se de las fracturas en las uniones las vanidades y los egocentrismos prevalecerán sobre todas las cosas, y solo un hombre llevará sus proyectos adelante.

El Elemento Aire prevalecerá sobre los demás elementos en los próximos días, son vientos especiales, son vientos que nunca han pasado por estas tierras. Esos vientos traen nueva energías, vienen cargados de un centro de fuerza o poder. Las cosas nunca volverán a ser como antes, nada volverá a ser como antes, ni como antes de antes.

Dicen las cartas para los más entendidos en la materia espiritual: “Es hora, es el tiempo, evolucionarás”

Hasta la próxima semana.

@virgniaescobar