¡No se deja de nadie! Así responde Nacho a los que insultan a sus hijos

A- A A+
marzo 18
/ 2016

El cantante venezolano Miguel Ignacio Mendoza, mejor conocido como ‘Nacho‘ vuelve a ser noticia en las redes sociales.

A través de su cuenta personal de Instagram el intérprete de ‘Andas en Mi Cabeza’ publicó un texto donde responde a una seguidora que ‘insultó’ a su hijos, Santi y Miguel.

Con el título “Respuesta a quien le faltó el respeto a mis hijos”, Nacho declaró que es raro ver comentarios negativos cuando sus hijos protagonizan sus publicaciones pero “por primera vez me topé con un desagradable insulto hacia mis niños”.

Al parecer, la persona no comparte la misma ideología política que Miguel Ignacio y aprovechó para descargar su “resentimiento y rabia, dos o tres groserías y una predicción denigrante del futuro de mis muchachitos de tres y cuatro años respectivamente”, enfatizó.

“Respuesta a quien le faltó el respeto a mis hijos” by @nacholacriatura.

Hace un par de días publiqué un video de dos de mis hijos (Santi y Miguel), cantando. No es normal encontrar algún comentario negativo cuando son ellos los protagonistas de mi Instagram, pero por primera vez me topé con un desagradable insulto hacia mis niños, cargado de resentimiento y rabia, dos o tres groserías y una predicción denigrante del futuro de mis muchachitos de tres y cuatro años respectivamente; unos inocentes, atacados por una persona que no comparte mi posición con respeto a la política venezolana. Leí, me indigné y respondí. Por si no leyó, quise dejarle mi mensaje por aquí.

Voy a respirar profundo para no escribirte lo que realmente te mereces, aunque la palabra “animal” no pueda descartarla, quizás una que otra grosería, que te va como anillo al dedo, sí. Acepto con madurez y tolerancia que utilices tu burdo y resentido lenguaje en mi contra porque soy un adulto, pero no voy a permitir que derrames tu ignorancia sobre mis hijos. Préstame atención, tú, para nada estimada piratería de persona: ten cuidado cuando te refieras a los hijos de alguien porque, aunque es posible que tus padres no te hayan querido por razones obvias, nada es más peligroso que un papá orgulloso dispuesto a defender la integridad de sus pequeños. Mídete un poco, uno no sabe quién lo sorprenda con represalias. Estás a tiempo de internar tu cerebro para que no muera de desnutrición, aunque dificulto que haya suero que le suba las defensas a ese moribundo y decrépito órgano que insiste en jugar al escondite dentro de tu cuerpo. Recuerdo, gracias a ti, esas clases de biología donde me destacaba: vida. Aunque un organismo vivo no goce de fertilidad y no sume a la reproducción y expansión de su especie, existe una gran posibilidad de que produzca otros organismos de carácter parasitario, lo que me lleva a hablar un poco de tu mamá, de cuyo vientre espero no vuelva a salir otra sustracción de lo bonito de este mundo que se te asemeje. A pesar de que uno de los buenos insultos que me gustaría usar en tu contra habla muy mal de la moral y los hábitos sexuales de tu madre, mejor llego hasta aquí.

“Respuesta a quien le faltó el respeto a mis hijos” by @nacholacriatura. Hace un par de días publiqué un video de dos de mis hijos (Santi y Miguel), cantando. No es normal encontrar algún comentario negativo cuando son ellos los protagonistas de mi Instagram, pero por primera vez me topé con un desagradable insulto hacia mis niños, cargado de resentimiento y rabia, dos o tres groserías y una predicción denigrante del futuro de mis muchachitos de tres y cuatro años respectivamente; unos inocentes, atacados por una persona que no comparte mi posición con respeto a la política venezolana. Leí, me indigné y respondí. Por si no leyó, quise dejarle mi mensaje por aquí. Voy a respirar profundo para no escribirte lo que realmente te mereces, aunque la palabra “animal” no pueda descartarla, quizás una que otra grosería, que te va como anillo al dedo, sí. Acepto con madurez y tolerancia que utilices tu burdo y resentido lenguaje en mi contra porque soy un adulto, pero no voy a permitir que derrames tu ignorancia sobre mis hijos. Préstame atención, tú, para nada estimada piratería de persona: ten cuidado cuando te refieras a los hijos de alguien porque, aunque es posible que tus padres no te hayan querido por razones obvias, nada es más peligroso que un papá orgulloso dispuesto a defender la integridad de sus pequeños. Mídete un poco, uno no sabe quién lo sorprenda con represalias. Estás a tiempo de internar tu cerebro para que no muera de desnutrición, aunque dificulto que haya suero que le suba las defensas a ese moribundo y decrépito órgano que insiste en jugar al escondite dentro de tu cuerpo. Recuerdo, gracias a ti, esas clases de biología donde me destacaba: vida. Aunque un organismo vivo no goce de fertilidad y no sume a la reproducción y expansión de su especie, existe una gran posibilidad de que produzca otros organismos de carácter parasitario, lo que me lleva a hablar un poco de tu mamá, de cuyo vientre espero no vuelva a salir otra sustracción de lo bonito de este mundo que se te asemeje. A pesar de que uno de los buenos insultos que me gustaría usar en tu contra habla muy mal de la moral y los hábitos sexuales de tu madre, mejor llego hasta aquí.

Una foto publicada por @nacholacriatura el

LP