Niño abandonado en un bosque en Japón le dedica unas palabras a su padre

A- A A+
junio 07
/ 2016

El niño japonés que sobrevivió solo durante seis días en un bosque, tras ser abandonado por sus padres, dejó el hospital y volvió a casa.

Yamato Tanooka, de 7 años, mantuvo en vilo a su país luego de que sus padres lo dejaran como castigo en una zona montañosa habitada por osos en la isla de Hokkaido.

Takayuki Tanooka, el padre del niño, le dijo a la televisión nipona que su hijo lo había perdonado.

“Le dije: ‘Papá te hizo pasar un momento tan duro. Lo siento mucho'”.

“Y mi hijo me respondió: ‘Eres un buen papá, te perdono'”.

Los padres de Yamato dijeron que debido al mal comportamiento del menor, que arrojaba piedras a autos y transeúntes, le hicieron bajar brevemente del vehículo como castigo.

Cuando regresaron a buscarlo “cinco minutos después”, el niño había desaparecido.

“QUIERO VOLVER AL COLEGIO”

Yamato salió del hospital de Hakodate, en el norte de Japón, luciendo una gorra del equipo local de béisbol y llevando una pelota de papel con dedicatorias.

“Estoy bien”, dijo tímidamente. “Quiero volver al colegio”.

El menor se ha convertido para muchos en su país en un símbolo de supervivencia.

Policía mostrando los colchones entre los cuales durmió Yamato

El niño desapareció el 28 de mayo y fue encontrado el 3 de junio. Pasó esos díascompletamente solo y sin comer, refugiado en una barraca militar abandonada donde durmió entre dos colchones y encontró una canilla para tomar agua.

Yamato caminó unos 10 km y adelgazó dos kilos. El niño relató que perdió el sentido de la orientación mientras lloraba.

El menor fue encontrado por miembros del ejército que acudieron a una barraca a refugiarse de la lluvia.

El niño sólo presentaba una leve deshidratación e hipotermia, así como arañazos en brazos y piernas.

AYUDA PSICOLÓGICA
Yamato ha sido apodado como “el futuro Rambo” en redes sociales, donde se debate qué secuelas puede haber dejado su experiencia traumática.

Algunos expertos en psicología infantil advirtieron que a pesar de su buen aspecto, Yamato necesitará ayuda psicológica.

“Justo después de tener una experiencia traumática de este tipo, los niños intentan olvidarla y tienden a comportarse de una manera alegre. Esto no significa que sean tan resistentes al estrés como aparentan”, le dijo a los medios de comunicación japoneses Naoko Fukaura, profesora de psicología del desarrollo.

El centro escolar de Yamato confirmó, según la prensa local, que ofrecerá ayuda psicológica al menor.

La conducta de los padres del niño fue duramente criticada en medios y redes sociales en Japón y ha generado un intenso debate sobre cuáles deben ser los castigos apropiados.

Las autoridades niponas anunciaron que no presentarán cargos por negligencia contra los padres del menor.

 

BBC