Murió al caer de una mata donde buscaba mangos para comer

A- A A+
junio 10
/ 2016

Alí Alberto Vargas Silva, de 57 años, murió tras caer de una mata de mango, al intentar alcanzar algunos frutos para llevarlos como alimento a su hogar.

Vargas salió de su casa el miércoles en la tarde con la idea de comprar sardinas para su esposa y dos de sus tres nietos que vivían con él, pero cuando pasó por el estacionamiento de la Cruz Roja en Campo Oficina vio una mata cargada de mangos y se detuvo a tumbar algunos.

Aida Vargas contó que su hermano salió de su casa y una hora después le avisaron que estaba en el hospital. “Se subió a la mata que tenía unos cinco metros de altura y se cayó. Él iba a llevarle los mangos a sus nietos para que comieran, es que esto es horrible; lo que estamos viviendo. Él cuando tenía hambre comía mangos”.

El hombre sufría de epilepsia desde que tenía seis meses de edad, cuando por una fiebre muy alta convulsionó, relató. Tomaba Tegretol, pero no cumplía el tratamiento con regularidad porque no lo conseguía. Por eso presumen que al subir al árbol, le dio un ataque y cayó de cabeza, lo que le ocasionó un traumatismo craneoencefálico severo.

Ada Vargas, otra de sus hermanas, contó que la víctima sufría crisis, decía que veía negro y buscaba rápidamente donde sentarse. Actualmente estaba desempleado, pero “si le salía algún chance, laboraba”.

Por muchos años jugó softball, era cristiano evangélico y tuvo cuatro hijos, dos de crianza.

La víctima fue llevada al hospital Guevara Rojas de El Tigre, pero falleció tres horas después de su ingreso.

EP