Secuestraron y golpearon al intérprete de Doña Griselda [+Detalles]

A- A A+
abril 16
/ 2016

Durante la madrugada del viernes 15 de abril, el actor de doblaje Juan Carlos Vázquez, quien le da vida a Doña Griselda, fue víctima del hampa por segunda vez, en esta oportunidad fue secuestrado y golpeado por ocho antisociales.

“El chofer del pintoresco personaje Doña Griselda, salió de un show privado en el Centro de Convenciones de Caracas, de allí llevó a su novia a su casa en San Bernandino, municipio Libertador de Caracas, cuando su novia ingresaba a su residencia, cerca de ocho delincuentes lo interceptaron en un carro Fiat, modelo siena, que estaba identificado con un letrero de taxi, “yo no sé nada de armas pero estaban (los antisociales) muy bien armados, tenían pistolas con el peines grandes”, describió Vázquez.

El integrante del programa La Bomba, tranmitido por Televen, presume que lo llevaron a El Guarataro, al barrio de El Lídice, una vez allí lo obligaron a permanecer en el piso en posición fetal, “llamaron a mi novia y le pidieron 30 mil dólares si no, me mataban (…) Yo no tengo dólares, si los tuviera ya me hubiera ido del país”, asegura. Narra que perdió la cuenta de cuántos golpes recibió, “me pegaban con las pistolas, me daban cachazos en la cabeza, en las costillas en todo el cuerpo, yo me protegía la cara con la mano y creo que me fracturaron el dedo índice porque lo tengo morado”, cuenta con pesar que esa es la mano con que maneja a Griselda.

Durante las casi tres horas de secuestro pensó que lo iban a matar, “entonces recordé que a Mónica Spear la mataron porque no sabían quién era, es ahí donde les dije que yo trabajaba en Televen, en La Bomba y que hacía a Doña Griselsa, incluso les hice la voz”. Cuando el resto de los delincuentes ingresaron a la habitación, quien lo cuidaba les dijo de quien se trataba y fue ahí donde se recrudeció su pesadilla, “cuando le dijeron que era de La Bomba, uno de ellos me dijo: ‘¿La Bomba? Ahora sí vas a ver lo que es una bomba y sacaron unas granadas y me empezaron a pegar con las granadas, hacían que las mordiera”. Relata que el grupo tenía los artefactos explosivos colgando con cadenas en sus cuellos.

Con las granadas recibió el golpe más fuerte en su cabeza, “sentí que me iba a desmayar, pero saqué fuerza porque algo me decía que no me iban a matar”, la herida le causó cuatro puntos de sutura en su frente.

Al ver que no contaba con los dólares los delincuentes bajaron el precio de su vida de 30 mil dólares a 200, sin resultado alguno pues Vázquez, no cuenta con divisas, “ahí fue cuando me di cuenta que no somos dueños de nuestra vida, no depende de la salud, de lo que tengas, nuestra vida depende de los malandros, aquí no hay gobierno, bueno, sí hay: el hampa, y esto en algún momento le va a pasar a otro venezolano, por eso vivan su vida como si fuera el último día”, sentenció con una mirada de indignación.

A su hermano también lo golpearon mientras yacía en la parte de atrás del carro. Los delincuentes dieron con Griselda y debatieron cuál iba a ser su paradero “pensaron en romperla, o en botarla”, a ella solo le robaron la peluca, el vestido y le dañaron sus manos, “ahora no sé cuándo ‘Doña Griselda’ pueda salir al aire otra vez, tengo que repararla gracias a nuestros ‘amigos’ delincuentes”.

Además de los daños a Griselda, que es uno de los iconos del programa de farándula, solo se llevaron sus celulares, el caucho de repuesto y otros objetos de valor. “Yo le agradezco a esos delincuentes que no me mataran”.

Fue abandonado dentro de su propio auto, los delincuentes que asegura que no tenían menos de 20 años, se cuestionaron si debían quitarle la vida o no, pues “ya los habían visto”. Dentro del automóvil, una vez detenidos le pusieron un arma en su espalda, “escuché como la cargaban y solo dije: ‘Dios mio que no me duela’ y luego dejé de sentir el frío del hierro”, sus secuestradores los abandonaron el carro y huyeron a toda velocidad.

“Mientras me secuestraban no vi ni un solo policía, ni si quiera de los acostados”, Juan Carlos Vázquez, se pregunta: ¿Quién cuida a los venezolanos? Fue socorrido por PoliSucre. Reiteró que no va a formular la denuncia pues no cree en las autoridades policiales.

Doña Griselda se pronunció

Es un momento difícil para ti y para tu familia, pero, ¿Qué le dice Griselda a Venezuela?

Encarnó y personaje y dijo: Venezuela miren el look que me dejaron: pelona, ¡Por fa-vor!, gracias a esos malandros que me dejaron pelona, los venezolanos estamos pelones, pelones de comida, pelones de inseguridad, estamos pelones en servicios públicos, ¡Rállamelo gobierno!, Vázquez finalizó su interpretación con una mueca de dolor y rabia.

A pesar del hecho, que no es el primero, pues en 2014 fue arrollado por un delincuente cuando manejaba su bicicleta para robársela y perdió parte de su brazo, insiste en que se quedará en Venezuela para continuar trabajando.

LP