Mueren 9 balseros cubanos en alta mar cuando trataban de llegar a la Florida

A- A A+
marzo 19
/ 2016

Nueve balseros cubanos murieron en alta mar durante un trayecto que comenzó hace 22 días en Cuba, y sus cadáveres fueron echados al agua por los 18 sobrevivientes, que luego fueron rescatados por un buque crucero, reveló el Guardacostas de Estados Unidos el viernes, unas 48 horas antes del histórico viaje del presidente Barack Obama a la isla.

El dramático rescate de los balseros ocurrió el viernes cuando el crucero Brilliance of the Seas, de Royal Caribbean, avistó a los 18 cubanos en una embarcación al oeste de Marco Island, una isla frente a la costa oeste del sur de la Florida.

Funcionarios del Guardacostas expresaron pesar por la tragedia, pero señalaron que es el resultado de la práctica de miles de cubanos que intentan cruzar el Estrecho de la Floria en endebles embarcaciones y balsas para acogerse a la política de pies secos/pies mojados. Bajo esta política, los cubanos que tocan suelo estadounidense pueden quedarse y obtener residencia al amparo de la Ley de Ajuste Cubano. Los cubanos interceptados en alta mar son, por lo general, devueltos a Cuba.

“Nuestras más profundas condolencias a las familias de las nueve personas que recientemente perdieron la vida”, dijo el capitán Mark Gordon, jefe de cumplimiento de la ley del séptimo distrito del Servicio de Guardacostas en Miami. “Desafortunadamente, la tragedia es muy común cuando los migrantes se lanzan al mar en embarcaciones rústicas, sin equipos de seguridad o navegación. Las peligrosas aguas del Estrecho de la Florida no perdonan a los que no están bien preparados o a los que realizan viajes ilegales”.

No se sabe si el presidente Obama discutirá la política migratoria durante su viaje a Cuba que comienza el domingo. Por largo tiempo el gobierno cubano ha exigido que Estados Unidos derogue la Ley de Ajuste Cubano.

Según un comunicado del Guardacostas en Miami, los 18 balseros rescatados por el buque crucero sufrían de severa deshidratación cuando los encontraron cerca de Marco Island. Los sobrevivientes dijeron a personal que los rescató que originalmente habían salido un total de 27 personas de Cuba y que durante los 22 días de viaje nueve habían muerto.

Mark Barney, vocero del Guardacostas, dijo a el Nuevo Herald, el viernes por la noche, que los cadaveres “fueron enterrados en el mar” por los sobrevivientes.

Un comunicado del Guardacostas decía que el servicio ha notado un incremento en los viajes ilegales por balseros cubanos desde que el presidente Obama ordenó la normalización de relaciones con Cuba en diciembre del 2014.

Desde el 1ro de octubre del 2015, unos 2,420 cubanos han intentado emigrar ilegalmente por el mar, según el comunicado.

Muchos cubanos recien llegados que han sido entrevistados por el Nuevo Herald en Miami han dicho que salieron de Cuba en balsas hacia Estados Unidos porque temen que la normalización de relaciones desemboque en la derogación de la Ley de Ajuste Cubano y de la política de pies secos/pies mojados.

Los 18 sobrevivientes rescatados cerca de Marco Island serán llevados al siguiente puerto de escala del crucero que es Cozumel, México, frente a la Península de Yucatán.

La noticia de la tragedia estaba contenida inicialmente en un comunicado del Guardacostas sobre la repatriación a Cuba de 42 balseros cubanos el viernes a bordo del escampavías Robert Yered.

La repatriación al puerto de Bahía de Cabañas fue el resultado de dos interceptaciones separadas en el Estrecho de la Florida.

El lunes, un avión que patrullaba el estrecho avistó una embarcación endeble al noreste de Bahía Honda, Cuba, con 24 cubanos a bordo. El escampavías Venturous rescató a los 24 balseros.

Luego el martes, otro avión de vigilancia detectó una embarcación endeble más al suroeste de Cayo Marquesas en la Florida que transportaba a 18 cubanos. También fueron interceptados por el escampavías Venturous.

ENH