Muere Rob Ford, el controvertido exalcalde de Toronto

A- A A+
marzo 22
/ 2016

El controvertido exalcalde de Toronto Rob Ford, cuya carrera estuvo plagada de escándalos por su abuso del alcohol y las drogas, falleció hoy a los 46 años debido a un cáncer, informó su familia.

En septiembre del año pasado, Ford había anunciado en un mensaje de audio grabado desde su cama en el Hospital Mount Sinai de Toronto que abandonaba su campaña para la reelección debido a un raro tipo de cáncer que se le había detectado hacía casi un año. La familia del exalcalde emitió hoy un comunicado en el que dio cuenta del fallecimiento de Ford y lo calificó de persona “dedicada al pueblo” que consagró su vida “a servir a los ciudadanos de Toronto”. “Con un tremendo pesar y profunda tristeza, la familia Ford anuncia la muerte de su querido hijo, hermano, marido y padre, el concejal Rob Ford en la mañana de hoy a la edad de 46 años”, dijo la familia en el comunicado.

Ford, casado y padre de dos niños, se hizo con la Alcaldía de Toronto en 2010, en una campaña en la que atacó a las elites de la mayor ciudad de Canadá. Entonces pocos podían anticipar que el mandato del empresario y político conservador se convertiría en una sucesión de escándalos. En los comienzos de su gestión como alcalde empezaron a surgir rumores sobre sus adicciones, pero no fue hasta 2013 que estalló el escándalo, al publicar el diario “The Toronto Star” y la publicación de internet “Gawker” la existencia de un vídeo en el que Ford aparecía fumando “crack”, un derivado de la cocaína. Durante meses, Ford negó el consumo de drogas o la existencia del vídeo, pero cuando la Policía de Toronto realizó una redada y detuvo a un grupo de narcotraficantes de la ciudad, en cuyo poder se encontró el vídeo, el entonces alcalde de Toronto reconoció que efectivamente había fumado “crack”.

También se supo que la Policía de Toronto le mantuvo bajo vigilancia durante meses después de que su nombre fuese mencionado en conversaciones telefónicas entre grupos delictivos de la ciudad e interceptadas por la Policía. A pesar de ello, ni la Policía imputó a Ford ni este renunció a su cargo. Sólo tras la aparición a principios de 2014 de un segundo vídeo de Ford fumando “crack” y otras polémicas, el político conservador se tomó dos meses de baja para ingresar en una clínica de rehabilitación.

Ford quiso volver a ser reelegido como alcalde de Toronto y presentó su candidatura en las elecciones de 2014, pero en plena campaña electoral a mediados de septiembre fue diagnosticado con un tumor cancerígeno en su abdomen, lo que le obligó a retirar su candidatura. Sin embargo, Rob Ford fue elegido concejal en las elecciones municipales del 27 de octubre de 2014. Desde entonces, Ford mantuvo sus apariciones públicas al mínimo, mientras recibía tratamiento para combatir su cáncer.

Una de las últimas apariciones públicas del exalcalde fue durante las elecciones generales de octubre de 2015, cuando el entonces primer ministro canadiense, el conservador Stephen Harper, realizó un mitin con Rob Ford en un intento desesperado de ganar votos en Toronto. La aparición con Rob Ford no sólo no ayudó a los conservadores, sino que empeoró su situación y Harper perdió las elecciones generales del 10 de octubre.

Poco después, la familia Ford informó que los médicos habían encontrado dos nuevos tumores y que sometieron al exalcalde a un tratamiento experimental poco antes de su fallecimiento.

 

 

ABC