¡Mordaza! Periodista venezolana es despedida por investigar los “Panama Papers”

A- A A+
abril 13
/ 2016

La periodista venezolana Ahiana Figueroa fue presionada a renunciar este martes por el Grupo Editorial Ultimas Noticias, donde laboraba desde hace seis años, por participar en la investigación internacional Panama Papers.

Figueroa publicó hoy en la página de www.panamapapersvenezuela.com un trabajo relacionado con el exbanquero venezolano Gonzalo Tirado, quien según la investigación que tomó como base los papeles filtrados de Mossack Fonseca, habría utilizado los servicios del bufete panameño para esconder su fortuna en varios paraísos fiscales.

Tras la publicación del trabajo periodístico, Figueroa fue notificada por su jefe, José Gregorio Yépez, director de El Mundo Economía y Negocio (EMEN) de la decisión del periódico de despedirla por incumplir una de las cláusulas contractuales que obliga a los periodistas a notificar a la empresa cuando estén realizando trabajos para medios de la competencia.

“Le hice (a Ahiana Figueroa) fue un llamado de atención y ella presentó su renuncia”, dijo Yépez en conversación telefónica con DLA. “No hay un tema de censura”, acotó.

Yépez dijo que en este caso también influyó que personeros del gobierno de los Estados Unidos han admitido el financiamiento de la investigación Panama Papers, y que “dentro de los principios editoriales del grupo (UN) no avalamos que nuestros periodistas puedan verse vinculados con investigaciones que fueron financiadas a través de USAID (United States Agency for International Development)”.

AHIANA

Figueroa, por su parte, comentó que en el departamento de Recursos Humanos le dijeron abiertamente que ellos tenían orden de despedirla y querían hacerlo en los mejores términos. La situación de presión se había iniciado una semana antes, cuando salieron a la luz los Panama Papers y su nombre apareció como una de las 11 periodistas venezolanos que participaron en la investigación.

“Cuando llegué a Recursos Humanos, me dijeron que tenían órdenes de botarme y querían ver cómo podían llegar a un acuerdo para finiquitar la relación de trabajo”, dijo Figueroa. “No me dieron el derecho a la defensa”, enfatizó. Tras una semana de presión, Figueroa firmó una carta de renuncia.

El caso ha generado solidaridad de las decenas de periodistas a través de las redes. En 2013, el grupo UN cambio de dueños en extrañas condiciones. Su venta fue un misterio hasta que posteriormente se conoció que el consorcio inglés Hanson Group era el nuevo propietario del grupo que editaba, Últimas Noticias, el periódico más vendido del país entre 2000-2013 con unos 180 mil ejemplares diarios. A partir de la venta, ha sido evidente el repliegue de la empresa hacia la política gubernamental y se han multiplicado los casos de censura que han sido registrados por las organizaciones de Derechos Humanos vinculados con el tema de la libertad de expresión. Más de 50 periodistas abandonaron y/o fueron despedidos por los cambios en la política editorial de la empresa, en los últimos tres años.

Por su parte, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa denunció este martes a través de un comunicado de prensa “la arbitrariedad e ilegalidad de la medida ejecutada por Últimas Noticias contra la periodista Ahiana Figueroa” y exhortó a los organismos nacionales e internacionales garantes vinculados con la libertad de expresión, “a rechazar el hecho que se suma al ya sistemático atropello de los trabajadores de la prensa en Venezuela”.

En relación al argumento que alega la empresa para proceder al despido, el SNTP dijo que “en ninguna de las empresas de medios donde el SNTP tiene suscritas convenciones colectivas –ÚN entre ellas- está establecida la exclusividad de sus trabajadores, por lo que Figueroa no estaba impedida de hacer parte de este conglomerado de profesionales que, de manera independiente, participan en la investigación”.

 

DLA