Saltar al contenido

Mike Pence culpa al Gobierno venezolano de la caravana e inmigrantes hondureños

24 octubre, 2018

Mike Pence, vicepresidente de Estados Unidos, afirmó que Juan Orlando Hernández, presidente de Honduras, le informó que la caravana de migrantes hondureños que se dirige hacia EE UU fue financiada por el gobierno de Venezuela.

“El presidente de Honduras me dijo que (la caravana) fue organizada por grupos de izquierda hondureños, financiada por Venezuela y enviada al norte para desafiar nuestra soberanía y nuestra frontera”, aseguró Pence.

El vicepresidente subrayó que el Ejecutivo estadounidense liderado por el presidente, Donald Trump, hará todo lo que esté en su poder para evitar que esta caravana llegue a su territorio y “viole” la frontera sur del país.

Pence recordó que tanto él como Trump han contactado con los presidentes de Honduras y Guatemala y han trabajado estrechamente con las autoridades mexicanas para tratar de frenar la comitiva de migrantes hondureños.

La caravana, que partió el 13 de octubre de San Pedro Sula, en Honduras, con dirección a EE UU, está formada por más de 7.000 personas, según estimaciones de la Organización de las Naciones Unidas.

Enrique Peña Nieto, presidente de México, advirtió que los migrantes centroamericanos que conforman la comitiva que no se apeguen a la ley “difícilmente” podrán cumplir su objetivo de llegar a EE UU o permanecer en el país azteca.

Trump, por su parte, amenazó con mandar al Ejército a la frontera y aseguró que EE UU recortará “sustancialmente” la ayuda económica que concede anualmente a Guatemala, Honduras y El Salvador como represalia por el avance de la caravana, al tiempo que ha arremetido contra México por no detenerla.

De acuerdo a los últimos datos oficiales del Departamento de Estado, en el año fiscal 2018 Estados Unidos destinó 84 millones de dólares en asistencia extranjera a Guatemala, 58 millones de dólares a Honduras y otros 51 millones a El Salvador.

Aunque Trump tiene el poder de proponer menos fondos para Centroamérica en su siguiente propuesta de presupuesto, no puede detener el desembolso de la ayuda que el Congreso ya ha autorizado para la región.