Matar en cámara lenta ; Por César Miguel Rondón

A- A A+
febrero 23
/ 2016

Gran titular de El Sol de Margarita: “Mandarán agua cada 21 días a partir del próximo sábado. El anuncio oficial de la medida será hecho esta tarde, aunque Hidrocaribe ya lo adelantó a través de su cuenta en twitter. Los embalses presentan niveles críticos. La ex gerente de Hidrocaribe, Beatriz Ávila, considera que la situación se salió de control. Mientras en los pueblos siguen las protestas, ayer tocó en Santa Ana”.

Luis Carlos Díaz nos acerca una nota tomada de Google: un camello con la temperatura de Margarita aguantaría sin agua 10 días. En Margarita le exigen a usted el doble de lo que se le exigiría a un camello.

A ver. Cuando la ex gerente de Hidrocaribe Beatriz Ávila dice: “La situación se salió de control”. Se salió de control de todo, no solo en el agua de Margarita, sino en el agua en todo el país, en la electricidad, en los alimentos. Ayer hubo problemas, disturbios, manifestaciones en Santa Ana. Alejandro Hernández, nuestro productor, redactó esta nota: “Es muy peligrosa la fase de negación de la crisis en la que está el gobierno, porque cargan los oídos tapados en un momento cuando le pueblo clama ser escuchado y exige soluciones. Presidente, ayer hubo una protesta por agua de la gente de Petare, en plena autopista Francisco Fajardo. También hubo manifestaciones por falta de servicios en Barinas antes de que usted llegara. El fin de semana quemaron cauchos en el sector Pedro Saraza, en San Juan de Los Morros. Ayer saquearon una farmacia en Los Teques. En los últimos días hemos tenido saqueos en El Vigía y Ciudad Piar e intentos de saqueos y escaramuzas en varias partes del país por comida y medicinas”.

Hablando de comida y medicinas, El Nacional nos dice hoy: “En la sedes de Farmapatria los fármacos son tan escasos como en las redes privadas. No hay medicinas para la tiroides ni para la hipertensión arterial. Tampoco para controlar los niveles de azúcar en la sangre. No tienen ni acetaminofén. Todos los medicamentos para tratar condiciones hormonales y metabólicas, los anticonceptivos, algunos antibióticos y los fármacos para “enfermedades catastróficas” como cáncer y lupus son importados. En el país no existen plantas para producirlos. Más de 90 días tardan en emitir los certificados de no producción.”

Esto es sencillamente matar. Matar al pueblo en cámara lenta.

Mientras, ¿qué dice el presidente? Leo en El Universal: “Anuncian creación de la Corporación Nacional Productiva. El Presidente Nicolás Maduro anunció que esta iniciativa busca a través de un plan articular la máxima eficiencia y productividad de la economía de la nación. Desde el Estado Zulia dijo que la Corporación en cuestión debe cumplir prioritariamente los siguientes objetivos: Elevar la productividad, sustituir las importaciones, mejorar la eficiencia y dar cumplimiento estricto del trabajo de las empresas socialistas para satisfacer las necesidades del pueblo. Será presidida por el presidente de Cantv, Manuel Fernández”.

¿Cree usted que se puede tomar en serio toda esta palabrería? En medio de la crisis descomunal que padecemos, en medio de esta fase –como la definió Alejandro Hernández- de negación de la realidad, a Nicolás Maduro se le ocurre inventarse otro cascaron vacío que solo traerá más burocracia, inútil y corrupta.

Evidentemente, esto y saludar la bandera es más o menos lo mismo. Con razón, como informa El Impulso en su primera página: “Según la encuesta de Datincorp el 72% de los venezolanos quiere una salida anticipada de Nicolás Maduro”.