¡Marido implicado! Investigación sobre crimen de la maestra da un giro

A- A A+
abril 13
/ 2016

No hubo testigos de amenazas o abusos, solo elementos de interés criminalísticos que, escasas horas después de su suicidio, lo vincularon en el asesinato de su pareja.

La víctima del sangriento hecho, que mantiene impactada a la Costa Oriental del Lago, desde la tarde del pasado viernes, fue la maestra Fanny Salazar, quien compartió cuatro años junto a

Frank Calderón y de quien desde hacía tres meses esperaba un hijo suyo.

Sobre el hombre, trabajador petrolero, “hay suficientes elementos técnicos que lo vinculan en la muerte de su pareja, la docente Fanny Salazar”, revelaron, ayer, funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) ligados a la investigación.

“A través de las investigaciones de campo y de telefonía estamos esclareciendo el caso”, sostuvo la fuente policial.

Calderón fue localizado ahorcado de un mecate en la casa de la vivienda de su madre, donde vivía, situada en la segunda etapa de la urbanización López Contreras, en Ciudad Ojeda.

El hallazgo se realizó en horas de la mañana del lunes, tres días después de que la joven docente fuera localizada muerta, con evidentes signos de tortura y semienterrada, en un pozo petrolero situado entre las carreteras Y y Z, del municipio Lagunillas.

Horas antes de que Calderón fuera encontrado colgando de un mecate, el tío y padre de crianza de Fanny, Néstor Bracho, se había comunicado con él para preguntarle que nueva información manejaba sobre el crimen de la mujer, pero él respondió que no sabía nada nuevo.

“Me dijo que no, que se estaba terminando de alistar porque iba declarar de nuevo ante el Cicpc”, relató Bracho, a PANORAMA, horas después de la muerte de Fanny.

Quienes conocieron a Calderón y a Fanny aseguran que “ellos eran una pareja muy bonita. Se amaban mucho”.

Detectives del Cicpc continúan realizando las investigaciones.

Fanny Salazar era directora encargada de la unidad educativa María Mathías. Tenía cuatro años de graduada.

Según sus familiares, estuvo ocho días desaparecida.

La última vez que la vieron con vida fue el pasado 2 de abril, cuando salió a comprar ropa para el bebé que llevaba en su vientre.

PN