Saltar al contenido

Maduro quiere comenzar “una revolución económica”

8 mayo, 2018
Maduro

Este martes desde el estado Amazonas, el candidato presidencial por el Frente Amplio de la Patria, Nicolás Maduro, continúa su campaña de cara a las elecciones del 20 de mayo.

Durante la concentración en la avenida Orinoco de Puerto Ayacucho aseguró que “el destino y el futuro de Venezuela depende de nosotros, del amor y la unión popular”, porque “en medio de las más duras dificultades hay que plantarse de pie con mucha moral y conciencia”.

“Quiero hacer una revolución económica pero necesitamos tener una gran victoria política el 20 de mayo”, dijo.

En relación a ello, puntualizó que actualmente “hay una economía criminal llena de mafia y tenemos que atender el combate contra todas las mafias y contra la corrupción”

Agregó que “el 20 de mayo vamos a tener una gran victoria”, tras agradecer a los habitantes de la entidad por su apoyo en los años de su Gobierno.

“Vamos a prepararnos para una gran batalla (…) para fortalecer la República con la única arma del pueblo (…)” el voto de los venezolanos quienes “expresan su voluntad absoluta”, indicó.

“Ha llegado la hora de defender el derecho de Venezuela a vivir en paz y de construir su futuro”, refirió.

Maduro durante su discurso aprobó recursos para la incorporación de diez mil jóvenes al Plan Chamba Juvenil en el estado Amazonas en el hasta la fecha hay tres mil 800.

Así como también, garantizó incorporar 30 autobuses a la Misión Transporte para optimizar el servicio de transporte público en la entidad

De la misma manera, aprobó dos ambulancias que deben estar llegando el sábado a la entidad para fortalecer la salud.

“Les pido apoyo para consolidar la paz (…) voten el 20 de mayo por la paz (…) denme el poder del voto para yo salir fortalecido (…) y enfrentar con todas mis fuerzas a las mafias capitalistas y bachaqueras de la guerra económica”, aseveró.

El también aspirante a la reelección pidió a los habitantes del estado Amazonas no solo el apoyo político sino sus “bendiciones, oraciones y amor verdadero” con la fuerza espiritual de la patria ancestral.