Madre de Nisman asegura que al fiscal “lo mataron, no se mató”

A- A A+
enero 18
/ 2016

La madre del fiscal argentino Alberto Nisman, Sara Garfunkel, aseguró que a su hijo “lo mataron, no se mató”, días antes de que se cumpla el primer aniversario de la muerte del funcionario que investigaba el atentado al centro comunitario judío AMIA y había denunciado a Cristina Fernández de Kirchner.

Garfunkel reclamó que la Justicia esclarezca la muerte de Nisman ocurrida el 18 de enero de 2015, cuatro días después de que denunciara a la entonces presidenta Fernández de Kirchner (2007-2015) por supuesto encubrimiento de los iraníes acusados por el atentado a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) de Buenos Aires, que en 1994 dejó 85 muertos y cientos de heridos.

Nisman fue hallado muerto por un disparo en la cabeza en el baño de su departamento, en el exclusivo barrio de Puerto Madero en Buenos Aires, y casi un año después la Justicia no definió aún una hipótesis de si fue un suicidio o un asesinato.

La madre del fiscal pidió “que se esclarezca, no si él se mató o lo mataron, que se esclarezca todo lo de alrededor, porque a él lo mataron, no se mató”. “Entonces, que se esclarezca todo”, urgió Garfunkel en una entrevista con la Agencia Judía de Noticias (AJN).

“Para mí que lo mataron. Es muy simple, por varias cosas: primero, como apareció el arma, ya con eso está. Por la manera como apareció el arma, ¿si él se mató, cómo apareció el arma de la manera que apareció?”, agregó.

La hermana del fiscal fallecido, Sandra Nisman, matizó las sospechas. “Quisiera saber, algún día, que no se cierre o que no siga eternamente como ‘muerte dudosa’ la carátula (de la investigación), sino saber algún día cómo fue que murió, si lo decidió él, si lo obligaron, saber qué pasó con mi hermano”, declaró a la AJN.

Sandra Nisman denunció que “después de un año, muchas pruebas y muchas cosas ya se perdieron”.

“Si en las primeras horas o días no se investiga a fondo, después es muy difícil, es complicado. Cuando pasan los primeros días sin haberse tomado todos los recaudos que se tendrían que haber tomado, por mejores intenciones que haya, que obviamente hay que tratar de hacer todo lo posible, es mucho más difícil”, remarcó.

La hermana del fiscal subrayó que le cuesta pensar que Nisman se suicidó cuando estuvo los días previos a su muerte trabajando para presentar en las horas siguientes su denuncia ante el Congreso.

“Había estado trabajando el sábado hasta último momento, pidiéndole el viernes a mi mamá también que le compre comida para el lunes, planificando toda su semana laboral, me cuesta que me entre en la cabeza que de un segundo para el otro, que mientras estaba haciendo todo eso, se preocupe por pedir un arma para instantáneamente matarse. Eso es lo que no me cierra, pensándolo objetivamente”, expresó Sandra Nisman.

El Gobierno argentino desclasificó toda la documentación e información relacionada con Nisman e instruyó a los organismos para que en un plazo de 30 días remitan todo el material que posean a la jueza Fabiana Palmaghini, que investiga la muerte del fiscal, según publicó hoy el Boletín Oficial.

Por otra parte, la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) relevó a sus agentes que posean datos clasificados sobre el caso Nisman de la obligación de mantener el secreto profesional si son citados a declarar por la Justicia.

DLA/DPA