Saltar al contenido

Lula debe defender su candidatura presidencial

17 agosto, 2018
Lula da Silva

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva comenzó una nueva batalla judicial por la defensa de su candidatura presidencial, proceso que se suma a la disputa por su libertad, la cual no goza desde abril por cargos de corrupción.

Su partido, el Partido de los Trabajadores (PT), inició un nuevo desafío para la justicia brasileña por su inscripción para las elecciones presidenciales del 7 de octubre, candidatura que podría cancelarse por su condición como presidario con condena en segunda instancia.

La norma está establecida en la ley “Ficha Limpia” promovida en el 2010 por organizaciones ciudadanas y cuya constitucionalidad fue ratificada en 2012 por el Supremo a pesar de que el exmandatario se opusiera a ella.

El texto de la ley deja una brecha para la interpretación de la cual la defensa de Lula pretende aferrarse para defender su candidatura desde prisión.

La ley establece que ninguna persona que haya sido condenada mediante una decisión “transitada en juzgado” puede ser candidata, que en palabras jurídicas brasileñas supone una sentencia firme, “o por algún tribunal colegiado”, como son los de segunda instancia.

Da Silva cumple la segunda de esas condiciones pero no la primera, ya que en el proceso por el que ha sido castigado con doce años de cárcel todavía le restan apelaciones en el Superior Tribunal de Justicia y, según su resultado, ante la Corte Suprema.