¡Luce radiante! 5 trucos para combatir una apariencia opaca

A- A A+
mayo 17
/ 2016

Aunque podemos disminuirlo con remedios naturales como la manzanilla y el pepino, sus efectos casi nunca son suficientes para disimularlo por completo. Por suerte, existen una serie de trucos cosméticos que podemos aplicar durante el maquillaje para que nuestro rostro luzca radiante y sin imperfecciones. A continuación te compartimos los 5 más interesantes para que no dudes en ponerlos en práctica.

Después de una mala noche de sueño o cuando desarrollamos alguna afección, es común que la piel sufra ciertas alteraciones que nos cuesta trabajo ocultar.

La apariencia opaca y seca refleja un estado de ánimo bajo y nos hace sentir inseguras en cada una de las actividades de la jornada.

1. Revitaliza la piel con un hidratante

La limpieza e hidratación son los primeros pasos que se deben llevar a cabo para disimular la piel cansada y seca.

En lugar de cubrirla con una capa de base gruesa, toma una loción hidratante y aplícala haciendo énfasis en las zonas más pálidas.

Hay varias cremas hidratantes de tonos ligeros que sirven para unificar el color del rostro y darle un aspecto más fresco.

Ten en cuenta que si tienes piel seca debes optar por los cosméticos cremosos de base oleosa.

2. Trucos cosméticos: Ilumina las mejillas

Un toque de rubor sobre las mejillas puede lograr el cambio más importante en estos casos. Si el producto es en crema podrás extenderlo con facilidad sobre las mejillas hasta darle un aspecto natural.

Elige un color que haga juego con tus demás productos de maquillaje, ya sea un tono rosa, bronceado o melocotón.

Para un aspecto más iluminado puedes emplear tonos cálidos a lo largo de la línea del cabello, a los lados de las mejillas.

Si tu piel es de tendencia grasosa utiliza polvo compacto desde la frente hasta la barbilla.

Otra opción para darle luminosidad a los pómulos es utilizar un iluminador cremoso dos tonos más claros que el polvo facial.

3. Disimula los ojos cansados

El área de los ojos es una de las partes del rostro donde más se evidencian las enfermedades o los problemas de sueño.

En estos se forman antiestéticas ojeras y bolsas que hacen más difícil lograr los efectos deseados con los productos de belleza y maquillaje.

Ante esto se debe evitar el maquillaje de tonos oscuros, sobre todo en el párpado inferior, ya que resalta el cansancio y la inflamación. En su lugar, se deben preferir las sombras de ojos en tonos carne o pastel.

A continuación, se debe utilizar un rizador de pestañas para darles un efecto más atractivo y largo. Después, se aplica rímel a las pestañas superiores, con el fin de hacerlas lucir más voluminosas.

Por último se puede pintar la línea del borde interno con un lápiz color carne que dé efecto de iluminación.

4. Ocultar las ojeras

El uso de corrector de ojeras es la forma más rápida y efectiva de quitar esos molestos círculos negros que hacen lucir el rostro agotado y envejecido.

Elige uno que sea hasta dos tonos más claros que el color original de tu piel, y aplícalo en la zona que queda debajo de los ojos.

Procura usar una capa muy fina, ya que los excesos pueden formar arrugas y hacer notorias las líneas de expresión.

5. No te olvides de los labios

La piel de los labios es muy delicada y suele agrietarse con facilidad a causa de la deshidratación y los cambios bruscos de clima.

Teniendo en cuenta que son uno de nuestros atractivos, tenemos que hacer hincapié en sus cuidados dentro de la rutina.

Algunos labiales están hechos con sustancias químicas que resecan la piel después de unas horas de aplicación.

Por esto, es mejor optar por los pintalabios con fórmulas hidratantes, preferiblemente en tonos claros para que se vean más llenos y naturales.

En caso de preferir los tonos mates, usa un bálsamo acondicionador antes de la barra con el fin de darles un extra de brillo.

Si notas que tienes acumulación de células muertas, mezcla azúcar con miel y realízales una exfoliación antes del maquillaje.

Consejos para obtener mejores resultados

Para acelerar la recuperación natural de tu piel es importante que consumas, por lo menos, dos litros de agua durante el día. Este líquido participa en la oxigenación de las células y previene las alteraciones del pH por deshidratación.

Puedes guardar unas cucharas o rodajas de patatas en el congelador para usarlas cada vez que notes que tus ojos están hinchados.

Al finalizar el día no olvides remover el maquillaje para que el rostro pueda revitalizarse durante el periodo de descanso.

I21