Saltar al contenido

Los Santos de los Últimos Días en Venezuela desde su inicio hasta hoy

10 junio, 2019

La historia de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días es muy rica y diversa.  En América Latina, específicamente en Venezuela el movimiento del Evangelio se esparció con premura y fue un estímulo para aquellos que aún no lograban cultivar la verdadera fe.

Fue en el mes de mayo del año 1965 cuando el hermano Carl E. Wilcox fue enviado a la capital del país sudamericano por razones de trabajo, más allá de eso aprovechó la oportunidad e inició una incesante búsqueda de miembros de la iglesia, fue así como halló a varias familias con las que acordó reunirse cada domingo del mes para enaltecer y estudiar la palabra de Dios.

Ya para el año 1966, específicamente un 31 de octubre el hermano élder Mario G. Romney hizo oficial el registro de la Iglesia de Jesucristo De Los Santos de Los Últimos Días ante el gobierno venezolano. Y así comenzó la prédica del Evangelio y la actividad misional. Ese mismo año, para el mes de noviembre élder Romney y el presidente Ted E. Brewerton realizaron el servicio dedicatorio en el jardín de una familia amiga en la capital caraqueña. La organización de la Rama Caracas, la primera del país quedó conformada exitosamente con 45 miembros, entre los cuales figuraban el hermano Wilcox como presidente y los hermanos Kenneth Goodman y Vernon Anderson como sus consejeros. El hermano Ted Brewerton, tomó la batuta como presidente de la Misión Centroamericana y quedó encargado de desarrollar la obra misional en Venezuela.

Un año después la Misión Centroamericana ordenó el envío de cuatro misioneros al interior del país. Maracaibo fue la ciudad seleccionada para continuar con la predicación de la palabra de Jesús. A seis meses de su llegada, se realizó el primer servicio bautismal. Los excelentes resultados que dejó esta misión en la capital marabina dieron paso a la sede de Misión en Caracas, la misma enviaría misioneros a varios estados de Venezuela y Colombia. A partir de ese momento comenzaron a abrirse otras ciudades como Valencia y Mérida, en enero de 1968 y Barquisimeto en mayo de ese mismo año.

Los miembros de la Iglesia de Jesucristo de Los Santos de Los Últimos Días creen fervientemente en Jesucristo por ser él hijo de Dios y el Redentor del Mundo. La religión fue fundada por Joseph Smith en Estados Unidos en 1830 y ahondan en la palabra de Dios para restaurar y cultivar su fe en sus acciones del día a día.

Bajo la doctrina de El Libro de Mormón, cuya traducción de la historia hizo Joseph Smith y que complementa las verdades que se hallan en la Santa Biblia. Es un compendio de varios escritos y archivos que abarcan 600 años de historia antes de Cristo y 400 después de Cristo. El Libro de Mormón fue publicado en 1830 y se ha traducido y publicado en 110 idiomas, incluyendo Maya, Tzotzil, Cakchiquel, Q’eqchi’, K’iche’, Guarani, y Catalán.

Hoy por hoy, en nuestro país son miles de miembros los que se han encargado de esparcir la palabra de Dios por las distintas ciudades de nuestro territorio nacional, tejiendo así una inmensa red de creyentes que sirven al prójimo sin esperar nada a cambio, tocando corazones y transformando vidas.