“Los militares están dejando que Nicolás se cocine en su propia salsa”

A- A A+
abril 14
/ 2016

La crisis de los refugiados en Europa, que llegan por millones a países como Francia, Italia, España, Alemania, Hungría, solamente en el 2015 se contabilizó más de un millón de refugiados que huyen de la guerra y de conflictos armados. En ningún momento estos ciudadanos han causado crisis alimentaria en los respectivos países donde han llegado pidiendo refugio y asilo político.

Sin ir muy lejos, en la tragedia que ocurrió en el estado Vargas, en diciembre de 1999, conocido como el “Deslave de Vargas”, este hecho produjo alrededor de 600 mil damnificados. Estos ciudadanos fueron colocados en refugios, mayoritariamente en la ciudad de Caracas, Maracay, Valencia, en ningún momento este gran número de compatriotas incidieron en fomentar crisis alimentaria en las ciudades arriba mencionadas.

Todo esto lo traigo a colación, porque hoy en día, nos encontramos con una crisis alimentaria, producto – entre otras variables- de un fenómeno social, denominado bachaqueo. En Venezuela existe una fuerza laboral de alrededor de 14 millones de trabajadores, posiblemente en el sector “informal” estarán diseminados cuatro millones de venezolanos, este número de “informales” pueden ser pequeños comerciantes, outsoursing, emprendedores, etc.

Si las estadísticas del INE son confiables y nos dicen que el porcentaje de desempleados esta alrededor del 7%, nos encontramos con un campo real de desempleados crónicos y subempleados de alrededor de un millón de ciudadanos. Ahora bien, según estudios estadísticos, el 70 % de las personas que hacen colas frente a las grandes cadenas de supermercados son Bachaqueros, estamos hablando por la medida chiquita de 700 mil personas que se dedican a esa práctica económica ilícita.

En todo el país, en las grandes ciudades, en pequeños poblados etc., ocurre el fenómeno del Bachaqueo. Nos preguntamos: ¿Es que acaso nuestra FANB, no tendrán la estrategia y la operatividad de combatir este fenómeno? Si lo comparamos con la crisis de los refugiados en Europa, estamos muy lejos de esa gran masa de personas buscando sustento. Si recordamos el deslave de Vargas, igualmente. ¿Entonces? Que es lo que está pasando en el Gobierno central y en las FANB, que se encuentran maniatadas y sin accionar positivo para terminar con este fenómeno, que por lo visto llego para quedarse.

Ya lo dijimos por aquí, la solución no es abarrotar los estantes de productos, más si estos son regulados-regalados, el fenómeno del Bachaqueo seguirá su curso, porque esa práctica ya se constituye como un hábito económico que da jugosas ganancias.

Las FANB tienen el conocimiento científico para actuar sobre eventos catastróficos, sean estos naturales o inducidos por el hombre, el Bachaqueo es un hecho de crisis inducida humanitaria que está destrozando la calidad de vida de millones de ciudadanos venezolanos. Nos resulta imposible de comprender, porque las FANB no han hecho nada al respecto, van unos 3 años desde la génesis del fenómeno, y lo poco que se ha hecho no ha dado resultado.

Existe una omisión del problema que raya en la complicidad. Repetimos, nuestra FANB tiene las herramientas para actuar ante esa masa de bachacos que si sobrepasan el millón de personas es mucho, y que por esa omisión-complicidad, mantienen en jaque recurrente a todo un país.

Al Gobierno central, le decimos que, el discurso debe ser engavetado, y concentrarse en acciones rápidas, contundentes sobre este fenómeno. Conocemos que Miraflores está preocupado por la baja popularidad a nivel nacional, se les vienen encima elecciones de todo tipo, y es allí donde centra su preocupación. Pero si con la ayuda efectiva de las FANB, pueden restituir el orden económico, y revertir el fenómeno del Bachaco, puede ser que esos porcentajes de popularidad hoy en baja, pueden subir como la espuma.

Es Ahora o Nunca.

EC