Los dinosaurios y las aves tenían mucho en común

Hasta ahora no sabíamos mucho sobre los andares de los dinosaurios, pero un nuevo estudio publicado en Journal of the Royal Society Interface sugiere que tenían mucho en común con algunas aves modernas. La investigación se enfocó en los terópodos como el Tyrannosaurus rex, que se movía sobre sus patas traseras.

Primero, los investigadores midieron las huellas que había dejado este tipo de dinosaurios hace 211 millones de años en la cantera de Culpeper, en Virginia. Después compararon los resultados con el mismo tipo de medidas en seres humanos y en varias especies de aves terrestres, como la codorniz, el emú y el pavo de matorral. Se centraron en la anchura de paso, un parámetro que mide el espacio entre el pie izquierdo y el pie derecho durante la locomoción.

En los tres grupos, la anchura de paso disminuía con el aumento de la velocidad. En otras palabras, a medida que un animal bípedo avanza más rápido, sus pies se colocan más cerca de la línea media del cuerpo (y a las velocidades más rápidas, pueden incluso cruzar la línea).

Sin embargo, en los seres humanos el ancho de paso disminuye de manera abrupta con la transición de caminar a correr (tan pronto como comenzamos a correr, acercamos nuestros pies a la línea media del cuerpo); mientras que en los pájaros y en los dinosaurios, la anchura disminuye gradualmente con el aumento de la velocidad.

Los paleontólogos encontraron también otras similitudes entre las huellas de las aves modernas y sus antepasados extintos, tales como la longitud y la frecuencia de paso.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.