¡Lo tienen en salsa! La Fiscalía Anticorrupción investiga al exviceministro de Energía Nervis Villalobos

A- A A+
marzo 20
/ 2016

La Fiscalía Anticorrupción ha abierto diligencias de investigación al ex dirigente chavista Nervis Villalobos y al ex presidente de Duro Felguera, Juan Carlos Torres Inclán, por un presunto delito de cohecho internacional. Los indicios apuntan a que el grupo empresarial energético habría pagado al que fuera viceministro de Energía con el Gobierno de Hugo Chávez a cambio de mediar en la adjudicación de una central termoeléctrica de ciclo combinado de 1.080 MW (Termocentro).

Según ha podido saber EL ESPAÑOL de fuentes de la investigación, Villalobos ya ha sido interrogado en la sede de la Fiscalía sobre el contrato de asesoría oral firmado con Duro Felguera por 46 millones de euros -aunque sus honorarios serían finalmente el 5,5% de la comisión del contrato de adjudicación-.

Villalobos acudió a la citación en calidad de investigado en la sede madrileña de la Fiscalía Anticorrupción, acompañado por su abogado. Durante su interrogatorio defendió la legalidad del contrato firmado por el grupo empresarial con sede en el Parque Científico Tecnológico de Gijón.

Una vez escuchada su versión, la Fiscalía ha citado para los próximos días al ex presidente de Duro Felguera, Juan Carlos Torres Inclán, quien dimitió en junio de 2011. Tras estos interrogatorios y practicadas una serie de diligencias, el Ministerio Público que dirige Antonio Salinas decidirá si judicializa el asunto y, por tanto, lo presenta una querella ante un Juzgado.

Cuentas en Banco Madrid

Anticorrupción tuvo conocimiento de pagos de Duro Felguera al ex dirigente chavista tras un informe del Servicio de Inteligencia Financiera (SEPBLAC) que analizaba varias cuentas del Banco Madrid, tras la sospechas de que la entidad había colaborado con el blanqueo de sus clientes, sobre todo con dirigentes chavistas y organizaciones criminales chinas y rusas, según afirmaba el Tesoro norteamericano respecto a la Banca Privada de Andorra (BPA).

El Gobierno español decidió intervenir Banco Madrid después de que Andorra hiciera lo propio con el BPA como respuesta a un duro informe de la unidad antiblanqueo de Estados Unidos en el que se aseguraba que parte de la cúpula del régimen bolivariano de Chávez aprovechaba su posición de poder para hacer negocios propios a espaldas de su pueblo. “BPA facilitó transferencias por valor de 4.200 millones de dólares relacionadas con blanqueo de capital venezolano”, sostuvo entonces.

En el caso de Villalobos, disponía de varias cuentas en Banco Madrid, a través de las cuales recibió transferencias de paraísos fiscales e incluso disponía a su nombre de sociedades radicadas en zonas fiscalmente poco controladas, como las Islas Vírgenes Británicas o Madeira.

El ex dirigente chavista poseía varias sociedades radicadas en paraísos fiscales además de otra en Venezuela, Ingeniería Gestión Proyectos Energía (Ingrespre), a través de la cual se firmó el contrato con Duro Felguera. El informe del SEPBLAC a Anticorrupción de 2015 ponía en duda este contrato de asesoramiento para la “posible consecución de una Central Termoeléctrica de Ciclo Combinado de 1080 W”.

“Sin justificación razonable”

El SEPBLAC explicaba que “pese a que la consultoría es una actividad en la que la experiencia y perfil profesional del consultor es un elemento fundamental, ni en el contrato ni en otra documentación obrante en Banco Madrid se ofrece una justificación razonable de una alteración tan importante del contrato como es el cambio de consultor”, haciendo referencia a que la sociedad de Villalobos heredó el contrato entregado inicialmente a la venezolana Técnicas Reunidas.

También le llamaba la atención que el asesoramiento fuera de “forma oral”, según estipulaba el propio contrato de tan sólo seis hojas. El representante de Duro Felguera exigía que la sociedad estuviera constituida por lo menos dos años antes de la firma, como así ocurrió porque se cerró el negocio en 2011 e Ingrespre se constituyó en 2009.

También se requería que ninguno de los socios hubiera ocupado cargo público en los últimos cinco años, justo el plazo que cumplía Villalobos tras su salida del Gobierno, y que el pago no se realizara en ningún país considerado como paraíso fiscal, por lo que el ex dirigente venezolano se había abierto poco antes la cuenta en Banco Madrid.

El propio banco había alertado al SEPBLAC cuatro años antes de que fuera intervenido de seis operaciones “significativas” en las cuentas de Nervis Villalobos. Dos ellas fueron pagos de Duro Felguera el mismo día, el 4 de noviembre de 2011, una de 2,9 millones de dólares y otra de 599.084 dólares.

En febrero de ese mismo año recibió dos transferencias de 90.000 euros y 149.659 euros desde Andorra, de sociedades radicadas en Andorra y Panamá del propio Villalobos. En noviembre de ese mismo año, recibió otras dos transferencias desde Miami por un importe total de 2,4 millones de dólares.

Vínculos de Podemos con Venezuela

Precisamente, tras hacerse pública esta información, el opositor venezolano Julio Montoya, diputado de Primero Justicia -el partido de Enrique Capriles- anunció en una visita a Madrid en abril del pasado año que iba a acudir al Tribunal de Cuentas de España para “denunciar” a la empresa asturiana Duro Felguera por “incumplir un contrato en Venezuela por más de 1.800 millones de dólares” y por haber “pagado comisiones a funcionarios”.

Según el relato de Montoya, Duro Felguera “le dio al exviceministro de Energía venezolano Nervis Villalobos un contrato de 50 millones de dolares (unos 46 millones de euros de la época) por asesoramiento verbal”. Además añadió que la planta que Duro Felguera construye en el estado venezolano de Miranda, por la que ya ha cobrado el contrato “aún no se ha terminado y tiene daños estructurales”.

En su visita, Montoya vino a denunciar que la fundación CEPS, vinculada a Podemos, siguió asesorando al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, tras nacer como partido en marzo de 2014, con unos consejos que “han hecho mucho daño a Venezuela”.

Precisamente, hace unos días la cadena de televisión Antena 3 publicó que un cargo de Podemos, junto a otros de la CUP, viajaron a Venezuela, fletados por avión de las fueras aéreas normalmente utilizado por Maduro, para asistir a un acto, invitado por el Gobierno venezolano, sobre el proceso de paz en el País Vasco.

EE