Lo que dijo Zapatero de la crisis en Venezuela

A- A A+
mayo 19
/ 2016

El expresidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero anunció hoy que, tras las conversaciones iniciadas con el Gobierno de Venezuela, que preside el chavista Nicolás Maduro, y con la oposición, todos han expresado su “voluntad” de poner en marcha un “diálogo nacional”.

“Nuestro objetivo es muy claro, es poner en marcha, intentar un proceso de diálogo nacional, y debo decir que tanto con el presidente Maduro como los representantes de la oposición Mesa de la Unidad Democrática (MUD) han expresado su voluntad de diálogo”, dijo el político español en una rueda de prensa en Caracas.

La mediación de Rodríguez Zapatero, junto a los expresidentes Martin Torrijos, de Panamá, y Leonel Fernández, de la República Dominicana, se hace en un momento en el que la oposición venezolana presiona a las autoridades para que convoque un referéndum revocatorio para acabar con el mandato de Maduro.

El expresidente del Gobierno español, que espera que en un tiempo “razonable” pueda establecerse una agenda concreta para esas conversaciones, prevé que este será “un camino largo, duro y difícil”.

Rodríguez Zapatero fue consultado sobre las acciones del Gobierno de Estados Unidos, que declaró a Venezuela una “amenaza inusual y extraordinaria” en una orden ejecutiva, que incluyó además sanciones a decenas de funcionarios venezolanos, algo que el Gobierno de Maduro considera como un intento de afectar su Administración.

“A nadie se le oculta que los Estados Unidos juegan un papel importante”, dijo y adelantó que la comisión de la que él forma parte se plantea “mantener un diálogo con Estados Unidos al respecto”.

El del entendimiento, “es el camino que necesita Venezuela, el camino del diálogo nacional, es el camino que necesita la sociedad venezolana frente a lo retos que tiene por delante”, agregó Rodríguez Zapatero, que también subrayó la situación política y económica del país, que, dijo, hacen necesario ese proceso.

Asimismo subrayó que lo alcanzado hasta ahora es “la voluntad” pero que ahora “toca un trabajo por delante muy intenso”, que es lograr que se dé “ese dialogo nacional que aborde los problemas sociales, económicos, institucionales, de convivencia pacífica, de libertades”.

“La tarea es ingente, como bien se puede imaginar, pero la voluntad y la determinación de Unasur (Unión de Naciones Suramericanas) y de las personas que le acompañamos en esta tarea es firme, decidida, y no vamos a descansar para que ese proceso arranque y pueda dar resultados”, indicó.

El exgobernante pidió “la máxima colaboración” de los representantes políticos y sociales del país suramericano, así como de la comunidad internacional para que respaldar los objetivos de esta iniciativa

SM