Legado del comandante supremo: Profanación y malandraje ; Por el “Gato” Briceño

A- A A+
abril 12
/ 2016

Es realmente vergonzoso saber que nuestro país ha sido gobernado durante 17 años por una camarilla que liderizada por Hugo Chávez, y bajo la promesa de Justicia Social, se ha aprovechado del poder para dar rienda suelta a sus más bajas y malas costumbres y solo ha dado malos ejemplos a nuestros niños y adolescentes. A estas alturas los venezolanos jóvenes solo han visto violencia, escasez, maltrato y profanaciones.

Uno de esos lados oscuros del Intergaláctico que fue legado a su clan son los rituales con espíritus oscuros para conseguir propósitos egoístas y cultivar el control. Su capricho y empeño por abrir el sarcófago del Libertador está ligado a las prácticas de los babalaos cubanos. El culto y la práctica del Palo Mayombe, se centra sobre el altar es un espacio consagrado lleno de tierra sagrada, palos, restos humanos y otros objetos. La manía de Chávez de andar desenterrando muertos por el mundo, se evidenció desde los inicios de su mandato En 1999, repatrió los huesos del presidente Antonio Guzmán Blanco.

Luego trasladó los restos de Manuelita Sáez, amante del Libertador, para colocarlos junto a Bolívar en el Panteón. Posteriormente, comenzó a buscar los restos de Miranda y para eso mandó a desenterrar al hijo de este prócer en Londres, Leandro Miranda Andreuws. Luego le tocó a Nuestro Libertador que lo hizo ante las cámaras de TV.

Con estos ejemplos y a sabiendas de que para los chavistas todo lo que hiciera el Comandante Supremo es el modelo a seguir, relato algunos hechos que ocurrieron recientemente. Lo que sucedió en la población natal de los hermanos Diosdado y José David Cabello Rondón, El Furrial en el Estado Monagas, tiene conmovido a toda la comunidad y a las comunidades aledañas. Para que tengan idea de lo sucedido, les cuento que el pasado martes, en horas de la madrugada, fue profanada la cripta de la familia Cabello Rondón, donde reposaban los restos mortales de la Doña Felicia, madre de los precitados hermanos. Se supo que este repudiable hecho fue perpetrado por una banda de delincuentes liderada por José Luis Osuna (Alias “El Niño”), un joven de unos 28 años de edad entregado a la mala vida y amparado por la impunidad y la perversión en la que ha caído el estado venezolano.

Tales afirmaciones las hago basado en las motivaciones que tuvo “El Niño” para tomar la reprochable y peligrosa decisión de profanar la tumba de un ser humano, pues con todas las diferencias que pueda tener, soy fiel creyente de Dios y no justifico tal atrocidad. Sin embargo, traigo el caso a la columna de esta semana por tratarse de una nueva demostración de la perversión moral e institucional que se vive en mi país.

Así es, estos hechos son solo una parte de la trama de ajustes de cuentas entre dos bandas de delincuentes: la de El Niño y la de Los Cabello. Todo comenzó cuando el gobierno rompió el pacto de no agresión que mantenía a ambas bandas en conveniente armonía.

Justo un día antes de la profanación, funcionarios del CICPC e inteligencia de Polimonagas, se enfrentaron a las bandas de “El Niño” conformada por unos 20 integrantes, en su mayoría del Barrio Sucre de Potrerito, y la Banda del “Cara de Pañal” dos bandas profesionales armados por el mismo gobierno. El enfrentamiento ocurrió a escasos 2 kilómetros de la casa donde nacieron los Cabello Rondón y dejó como resultado 2 delincuentes abatidos.

Durante el velorio de los 2 delincuentes se presentó “El Niño” y amenazó a una joven dirigente partidaria del Narcotraficante Internacional General Hugo Carvajal Barrios (parte del Clan Cabello), incluso la agredió para que le entregará los números telefónicos de dicho narcotraficante y reto a cualquiera a que desmienta este suceso. Esa misma noche “EL Niño” profanó la cripta Cabello Rondón y se llevó los restos de la matriarca a su casa en una bolsa negra, mostrando la prótesis dental de la difunta en evidente reto al poder de los Cabello.

El Niño, no hubiera sido detenido nunca por muy azotada que tuviera a la población pero se metió con Diosdado Cabello. En pocas horas se lo llevaron “detenido” pero apareció muerto en el mismo sector donde ocurrió el enfrentamiento días antes.

Los nexos de Diosdado con esos delincuentes son innegables. Nadie se explica ¿cómo un hombre con todo el poder militar y policial de la nación haya podido llevar a Monagas a convertirse en estado más inseguro del país, y Maturín la capital del estado la 5ta ciudad más insegura del mundo?.

Con todo el dolor de mi alma lo digo pero quien siembra vientos recoge tempestades y estos traficantes de poder están cosechando lo que sembraron. Entregar armamento a todo el que se le acercará y le profesara lealtad es entregarle armas para tu propio exterminio.

Seguramente, estos malandros con credenciales oficiales, inventarán cualquier cosa, incluso que el profanador fue Obama o Alvaro Uribe, con tal de no dar cuenta de la verdadera historia que hay detrás de este hecho. Por eso, yo se las quise contar, es hora de ponerle nombre a lo que ocurre en Venezuela: Inmoralidad y Barbarie.

Mucho hay que trabajar para rescatar los valores y la dignidad del pueblo venezolano, pero es una misión a la que no pensamos renunciar los que amamos nuestra patria. En virtud de ello, sigo aquí dando la pelea con lo único que me queda MI PLUMA y MI PALABRA.

José Gregorio Briceño Torrealba

“El Gato” Briceño.

Twitter:
@josegbricenot