¡Le dieron con todo! Así le responden los varguenses a las declaraciones de Carneiro

A- A A+
junio 02
/ 2016

El gobernador del estado Vargas, Jorge Luis García Carneiro, aseguró en una entrevista en el programa de televisión Vladimir a la 1, el pasado 31 de mayo, que en el estado “no hay colas” para adquirir alimentos. Un día después, Efecto Cocuyo hizo un recorrido desde el sector Montesano, en la parroquia Carlos Soublette, hasta la parroquia Maiquetía para constatar si los supermercados de estas zonas estaban libres de filas para comprar comida.

Jarvi Ríos tiene 35 años, es de Quenepe y este 1 de junio estuvo sentado desde las 5:00 am, con su esposa e hija embarazada en los alrededores del supermercado Día Día de Maiquetía. Esperaba la llegada del camión que surte alimentos. A las 9:00 am junto a él, ya había aproximadamente 30 personas más con la esperanza de que el vehículo apareciera por fin con comida, pero no fue así.

Ríos dijo que escuchó la entrevista en la que Carneiro afirmó que no se hacía colas en Vargas. “Eso es un chiste, no puede haber cola en los supermercados porque ya no hay nada que comprar para comer y para pagar por lo poquito que se encuentra, uno tiene que hacer una cola kilométrica“, aseguró.

El vecino varguense manifestó que en el mes de mayo, solo recibió una bolsa de comida que llevó el consejo comunal y le costó 850 bolívares. La bolsa trajo dos harinas de marca PAN, dos pastas, un kilo de azúcar y dos aceites Mazeite de medio litro cada uno. “A una familia de seis personas como la mía no le dura eso un mes; nos obligan a hacer dos comidas diarias; ¿qué les daré a los niños que piden comida, que dicen ‘papi, quiero tetero’? Es inhumano todo lo que nos están haciendo“, añadió.

Ríos señaló que no está interesado en que el Gobierno siga construyendo casas o apartamentos, ya que en este momento el país existen prioridades, “a nadie le interesa una casa cuando está pasando hambre, no vamos a comer cabillas ni cemento“.

En el supermercado Supremo, ubicado en la calle Real de Pariata, había una cola de aproximadamente 60 personas esperando desde las 6:00 am para comprar detergente en polvo y crema dental. Isa Benítez estaba en la fila, comentó que en La Guaira no se consiguen muchos productos, siempre tiene que comprar en La Urbina, Caracas (a 39 km de distancia).

“Aquí falta de todo. Yo no tengo pasta de dientes, me calo esta cola porque la necesito. Es falso lo que dice el Gobernador; yo he hecho colas en la madrugada para comprar hasta dos paquetes de harina PAN“. Denunció que los llamados “bachaqueros” compran todos los días.

“Las colas se hacen en todos lados, Carneiro parece que no sale de su casa a recorrer La Guaira los jueves, que es cuando hay más colas ya que surten los abastos. Me gustaría que nos indicara dónde no hay desabastecimiento para poder ir a comprar tranquilos“, indicó un empleado de Pdvsa que no quiso ser identificado. Añadió que a pesar de que gana 38 mil bolívares en bono de alimentación, no le alcanza para comprar los productos de primera necesidad.

Frente al Supremo de Pariata, está ubicado un Día Día. Allí los usuarios aseguraron que desde hace dos semanas no llega comida al mercado y por eso no había cola.

La señora Liliana Martínez declaró que en su casa aplican la “ley del saltamonte“: saltar de sitio en sitio para buscar comida y poder comer dos veces al día. “Es balurdo lo que dijo el Gobernador. Tengo tres horas en la cola y todavía no he comprado nada. Vengo a comprar lo que consiga. ¿Será que él (García Carneiro) cree que uno viene a hacer colas por hobbie?”

Krisol Medina es madre sola de dos niños, tiene 25 años y trabaja en un kiosco de chucherías, ubicado en la plaza El Cónsul de Maiquetía. Manifestó que no tiene tiempo de hacer colas, pero que ha recibido en dos ocasiones las bolsas de comida que vende el Gobierno; como éstas no le alcanzan, a veces tiene que comprar a bachaqueros para poder llevar alimentos a sus hijos. “Mi hijo tiene un mes que no toma leche y tiene dos años”.

“Soy de Curucutí; he comprado siempre en los mercados de Maiquetía y hacía muchas colas, casi siempre llegaba desde las 4:00 am y salía a las 2:00 pm. Me queda ahora comprarle a los bachaqueros porque comencé a trabajar y no tengo tiempo”, indicó Luisa Rodríguez.

Eduardo Quintana, presidente de la Cámara de Comercio de La Guaira, explicó que los repartos de comida en la entidad no son significativos, ya que no resuelven el problema del desabastecimiento. “En todos los supermercados hay colas. Es necesario que los dirigentes de Gobierno y de oposición hagan un recorrido para que sepan las necesidades que tiene el pueblo varguense“.

Señaló que es crítico ver a personas de la tercera edad haciendo filas en supermercados y farmacias. “El desempleo en Vargas es galopante y la masa empleada subsiste con salario mínimo“, agregó.

Durante el recorrido, en tres unidades de transporte público el tema de conversación de los varguenses era el desabastecimiento y las colas que tenían que hacer para comprar productos; muchos hacían referencias a las declaraciones emitidas por el Gobernador en el referido programa televisivo.

EC