Las pregunta que la ministra de Salud no quiere responder

A- A A+
marzo 03
/ 2016

El repunte de casos de malaria, el déficit en la producción de alimentos y las raras contrataciones con otros países son asuntos que no están claros

El presidente de la Subcomisión de Salud de la Asamblea Nacional, José Manuel Olivares, ya ha encontrado algunas irregularidades en la memoria y cuenta presentada por la ministra de la Salud, Luisana Melo, en los pasados días. Enfrentarla ha sido imposible porque una vez más los ministros se negaron a comparecer ante la Asamblea Nacional para dar explicaciones al Poder Legislativo.

Mientras tanto Olivares hace público algunas de las preguntas que Melo se ha negado a responder:

1) ¿Por qué la incidencia de malaria en el país ha aumentado 6,29 veces desde 1999 hasta 2015? Equivalente a 529%.

2) ¿Por qué el número de casos de malaria se disparó en los últimos 3 años, casi duplicándose la incidencia?

3) ¿Por qué el número de intervenciones quirúrgicas realizadas en los hospitales del MPPS, se redujeron entre 2005 y 2015, de 344.075 a 253.245, es decir 90.830 intervenciones menos (una reducción equivalente a – 26,39%) y en total, el número de intervenciones dejadas de realizar en 11 años alcanzó la cifra de 450.000?

4) ¿Por qué la cifra de intervenciones realizadas en 2015, fue la más baja en 11 años?

5) ¿Puede explicar la baja productividad y el uso de la partida presupuestaria destinada a la producción de alimentos?

El diputado de la bancada de la MUD denuncia que en el primer trimestre de 1999, el Servicio Autónomo de Elaboraciones Farmacéuticas (Sefar), adscrito para entonces al MSAS, había ampliado los servicios y su capacidad de producción. Eran 30 los medicamentos esenciales que estaban en producción activa. Pero, en 2015, Sefar solo produjo 2 medicamentos esenciales: Cloroquina y Suero Oral.

“Se planificó en 2015, elaborar 20.650.000 unidades de medicamentos esenciales. Solo se elaboró el 3% de esta meta. (374.590 unidades de suero oral y 340.150 de cloroquina). Total: 714.740 unidades. Se le otorgó para este fin 344.187.000 de bolívares”, agrega.

Olivares cuenta además que en la memoria y cuenta también que la cantidad de convenios con Cuba, China y otros países llama poderosamente la atención; sobre todo, cuando los indicadores muestran que de las cantidades contratadas de medicamentos por unidades, solo se recibieron la mitad o menos de la mitad. “En el caso de Argentina, por ejemplo, de 486 millones de unidades, solo se recibieron 125 millones, sin mayor respuesta”.

TC