Las amenazas que recibió la diputada británica asesinada

A- A A+
junio 17
/ 2016

La diputada laborista británica Jo Cox, asesinada el jueves, había recibido amenazas de un hombre que no es el sospechoso de su muerte, informó este viernes un portavoz de la policía.

“Los agentes recibieron información de la diputada Jo Cox sobre comunicaciones malintencionadas, y en marzo de 2016 detuvieron a un hombre”, dijo un portavoz policial.

“No es el hombre detenido en el condado de West Yorkshire”, en el norte de Inglaterra, donde ocurrieron los hechos.

Cox, de 41 años y madre de dos hijos pequeños, fue tiroteada en plena calle en Birstall, en su circunscripción de Batley and Spen, y murió como consecuencia de las heridas poco después.

Otras dos personas resultaron heridas leves en el ataque, perpetrado presuntamente por un hombre de 52 años llamado Tommy Mair, al que testigos atribuyen el grito de “¡Britain first!”, “¡El Reino Unido primero!”. Es un lema de la ultraderecha británica y el nombre de un partido de esta afiliación.

Según el diario The Times, la policía tenía pensado asignar protección a la diputada.

El asesinato se produce en medio de la crispada campaña para el referéndum sobre la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea, el 23 de junio.

Cox, que había trabajado en Bruselas para una política británica y para la organización Oxfam, era partidaria de permanecer en la UE.

LP