La tía y la esposa ; Por César Miguel Rondón

A- A A+
febrero 29
/ 2016

Hoy no tenemos una noticia del día, hoy tenemos tres y las tres provienen del sector gubernamental, el chavismo. No incluimos entre estas, sin embargo, la del presidente Maduro, fotografiado junto a la joven Ministra de Agricultura Urbana, mientras juega a sembrar una matica, afirmando: “Llegó la hora de la Agricultura Urbana”.

¿Cuáles son las tres noticias del oficialismo realmente importantes?

Héctor Rodríguez, jefe de la bancada oficialista en la Asamblea Nacional, es citado en Sunoticiero.com: “… ya es hora de preocuparnos por las colas y el desabastecimiento (…) Nosotros nos hemos organizado, aspiramos a más. Hemos entrado en un proceso de reflexión que luego del seis de diciembre nos dijo que hagamos las cosas mejor”. Acusa, por fin, el golpe político que en efecto representó el 6 de diciembre: “Es hora de preocuparnos por las colas y el desabastecimiento y no por las aspiraciones personales”. Como lo resume El Nuevo País en su primera página: “El PSUV reconoce el pecado de la soberbia”.

La otra noticia del oficialismo que es importante reseñar es la que publica ElPitazo.com: “Capturaron a un oficial con alijo de cocaína en sede de Min-Defensa. Pese a que el general Padrino López ordenó no divulgar la información, oficiales consultados filtraron el hecho que involucra a un miembro de la Armada, en cuyo vehículo se encontraron 110 kilos del alcaloide. El viernes de 19 de febrero, miembros de la Guardia Nacional, que utilizaban caninos entrenados para la búsqueda de drogas, hallaron un alijo de 110 kilos de presuntamente cocaína en un estacionamiento del Ministerio de la Defensa en Fuerte Tiuna. Tras el descubrimiento, procedieron a localizar al dueño de la camioneta, quien resultó, según la versión aportada por un oficial, ser un capitán de fragata que labora en las áreas administrativas del Ministerio de la Defensa. El oficial fue esposado inmediatamente y sacado del lugar”. Hasta ahí la parca información. Pero dice muchísimo en su parquedad.

Y la tercera noticia que viene del oficialismo, también nos remite al narcotráfico. Habla por fin la “Primera Combatiente”, la señora Cilia Flores. La entrevista, publicada ayer en Versión Final, en Maracaibo, fue hecha cuando la toma de posesión de la Asamblea Nacional, pero no pierde en absoluto ni vigencia ni interés; todo lo contrario. Cuando le preguntan por el caso de sus sobrinos, dice: “Seguimos esperando, tenemos que respetar, es un juicio, ahí están las partes. En respeto a la justicia que salga la verdad y se aclare todo esa situación del secuestro, lo de la violación de nuestro territorio por parte de la DEA”. Para ella, como se ve, es un problema político, de soberanía, no uno de narcotráfico porque no hace ninguna alusión a la droga en poder de sus sobrinos. “Se violentó la soberanía –insiste-eso forma parte de un juicio que uno tiene que respetar para no empañar, creemos en la justicia. Vamos a esperar”. ¿Piensa acompañarlos? Le preguntan. “Vamos a esperar. Sí, tenemos muchas cosas que decir pero tenemos que esperar por respeto a la justicia”. Los sobrinos, por lo visto, abandonados por la tía.

Pero lo que más llama la atención es cuando le preguntan a Flores por el referéndum revocatorio contra su marido. Ella sonrie (¿cínica?, ¿sarcástica?, ¿ingenua?): “No me preocupa un posible referéndum contra Nicolás Maduro porque vamos a llegar hasta el año 3000”.

Chávez era ambicioso y exagerado en las cifras, las manaejaba sin relación alguna con la realidad, pero la Combatiente lo rebasó. Además, le pareció “buenísima” la matriz de opinión que se ha difundido sobre presuntos grupos internos del Psuv que han solicitado la renuncia del presidente. “Que se lo crean, así vamos a llegar al año 3000”, espetó en un desplante.

Ya lo saben, ella y su marido juntos, poderosos y triunfadores, por milenios de milenios. Algunas esposas, a veces, creen mucho en sus maridos.