La tesis de Fidel continua. Venezuela de rodillas ; por José Gato Briceño

A- A A+
mayo 15
/ 2016

He recibido información sorprendente de personas que no se atreven a hablar en Venezuela por miedo a las represalias que pueden tomar algunos gobierneros después. Hace unos días, una consecuente amiga integrante del más encumbrado cogollo del P.S.U.V y Miraflores, me dio una información que, después de digerir y analizar, decidí compartirla con todo el pueblo de Venezuela. Considero que la información es consistente y su lógica me indica que puede ser una gran verdad.

Me cuenta la informante, que en una reunión realizada en Miraflores con la súper élite del poder público nacional, Nicolás Maduro informaba al reducido aforo que en su último viaje a Cuba, su patrón Fidel le aconsejó no permitir ningún tipo de elecciones hasta después del 2018 a excepción de la del Referéndum Revocatorio, el cual debería alargarse por lo menos hasta el mes de febrero del próximo año. Ello, para aparentar democracia y su trasfondo real sería que después de esta fecha, aunque Maduro resulte revocado, el chavismo seguiría controlando el poder puesto que, según la Constitución, quien asumiría la presidencia hasta el 2019 debe ser el Vicepresidente. El retraso en los procesos electorales permitiría ganar tiempo para intentar levantar la imagen de la Revolución y así sostener el control político por el mayor tiempo posible.

El segundo en tomar la palabra, no podía ser ningún otro sino el verdadero cabecilla de este caos, el narcotraficante internacional Diosdado Cabello Rondón quien respaldó la tesis de Fidel Castro y la subrayó con su toque de manipulador terrorista alegando que no hay más opciones, que de perder el poder todos iban a ir presos ya que serían perseguidos y son pocos los países en el mundo que estarían dispuestos a acogerles o darles refugio. Recordó a los presentes, maniobrando para garantizar lealtades, que todos estaban metidos en el mismo paquete pues todos habían manipulado y transgredido la constitución por lo que, la traición de cualquiera de los esbirros de los poderes “autonomos”, lo pagarían con cárcel. Apuntó que mientras se hace la tramoya desconociendo a la Asamblea Nacional se van fraguando los siguientes garrotazos.

Como todo capo, Cabello continuó su amenazante discurso señalando que el gobierno, por ninguna circunstancia, se podía entregar sin importar la posición de los organismos internacionales, sobre el autoritarismo y la arbitrariedad porque mantener el poder debe ser el único objetivo. Advirtió el capo, que no se podía tener ningún tipo de diálogo con la oposición, porque de hacerlo perderíamos a los radicales que son nuestra carne de cañón ante cualquier eventualidad.

Pero lo verdaderamente doloroso fue la argumentación que dio el capo Cabello para sostener la crisis que vive el país. En tal sentido, dijo el miserable, que Venezuela ya se acostumbró a la penuria y así debe seguir siendo. En su macabro razonamiento, hay que seguir estimulando la necesidad pues así logró Fidel someter al pueblo cubano. La estrategia es la de siempre de los comunistas, la dominación por el hambre y parte del plan es destruir a la POLAR e incrementar la escasez pues con ello aumenta la dependencia del pueblo a las dádivas del gobierno, y por tanto aumenta el control sobre el pueblo. Mi informante me cuenta que en la cúpula del poder están conscientes que el hombre más rico de la Revolución es Diosdado Cabello quien es y será, como lo decidió el Supremo Galáctico, el soporte económico, el tesorero frente a una eventualidad y también, que Maduro, ante su incapacidad, solo obedece a Fidel y no a ningún otro miembro del cogollo.

Las confesiones de esta amiga son denigrantes. Venezuela está frente al más abominable gobierno jamás tenido. Ni Pérez Jiménez causó tanto daño al país, pues se preocupó de mejorar la infraestructura de la patria. Este gobierno, apuesta a la destrucción total, no le importa su gente, ni el enorme daño moral, el daño patrimonial y mucho menos el daño ecológico; no le importa la imagen del país frente al mundo; ni siquiera podemos alegar en su defensa un estado de locura o una confianza ciega por una creencia o ideología, pues sus actos son premeditados y contradictorios en cuanto al discurso y la realidad. Ellos ricos y el pueblo matándose por un kilo de arroz

Ni siquiera han logrado erigir con orgullo el pabellón nacional porque nos han convertido en una vulgar provincia Cubana, con las mismas penurias de la Isla y otras que allí no se viven. Fidel está arruinando nuestro país mientras ellos siguen creciendo a costillas nuestras. Hace años nos negábamos en creer que Venezuela pudiera convertirse en Cuba, pero se copiaron al caletre todo lo que hizo Fidel con la economía, confiscaciones, destrucción del aparato productivo nacional y mentirle a la población alegando que todo era para defender al pueblo humilde de los terribles oligarcas y del imperio, pero ahora se sientan y negocian con el Imperio mientras nos vende el cuento de la guerra económica y el complot internacional.

Afortunadamente, el pueblo venezolano no ha tardado 50 años en darse cuenta que en Venezuela gobierna una pandilla de malandros y da muestras contundentes de que camina irreversiblemente hacia el rescate de la democracia y la dignidad ciudadana. Ni en 100 años, ni recurriendo a la magia blanca o a la magia negra que es la que les gusta, este gobierno podrá lavar su imagen. El Chavismo tiene sus días contados y en ese momento, necesitaremos las manos de todos los exiliados voluntaria o involuntariamente, para reconstruir una patria fuerte, blindada contra autoritarismos e intolerancias.

Esperando ese día, sigo aquí dando la pelea con lo único que me queda MI PLUMA y MI PALABRA.