La historia de una madre que le rompió 300 veces la pierna a su hija “por obligación”

A- A A+
abril 29
/ 2016

Elsie Moravek, nació con una discapacidad poco común, su cadera no terminó de formarse correctamente lo que trajo como consecuencia que su pierna y rodilla izquierda solo llegara a la altura de su otra rodilla.

Ante esto, los médicos dieron a los padres solo tres opciones, una más compleja y difícil de aceptar que la otra. La amputación, ponerle una prótesis o rompérsela durante tres veces al día. Y aunque doloroso, sus padres tomaron la dura decisión de romper la pierna de la pequeña tres veces por día, según versiones del diario ABC.

Después de contactar con el doctor Shawn, experto en discapacidades de este tipo, decidieron someter a Elsie a una complicada operación para alargar su pierna. Seis horas después de entrar en quirófano, los médicos pudieron dar la noticia, habían conseguido reconstruir la cadera, el tobillo y la rodilla, lo más duro vendría cuando después de la cirugía, su madre se comprometió a activar manualmente los tornillos de la prótesis que le colocaron para separar el fémur y la tibia tres veces al día.

SM