La conoció en Facebook y la mató en su primer encuentro

A- A A+
febrero 17
/ 2016

Una vez más las redes sociales son testigos del inicio y fin de una relación, pero en este caso, nada agradable, puesto que el fin trajo consigo el asesinato de Griselda Noemí González, docente de 39 años en Argentina quien conoció al “amor de su vida” a través de Facebook.

El cadáver de Griselda fue hallado el pasado sábado en una casa que alquilaba para convivir con el ahora sospechoso de asesinarla, y a quien había conocido 4 meses atrás de manera virtual.

Según las fuentes, González mantuvo una relación amistosa con este hombre de nacionalidad mexicana pero que residía en Guayaquil Ecuador. Una vez acordado el encuentro, González le envió dinero para que comprara boletos aéreos y conocerse personalmente. Es así como Waldo Mares Parra de 33 años viajó el martes 9 de febrero desde Ecuador, con escala en Chile y finalmente aterrizó en el aeropuerto internacional de Ezeiza, donde lo esperaba la mujer con su hija.

González se quedó a dormir el jueves con Mares Parra, día en el que los vecinos en horas de la noce, escucharon una fuerte discusión acompañada de gritos que terminó con la salida del sospechoso, quien cerró la puerta con un candado.

Como la docente no contestaba el timbre, sus familiares llamaron al número de emergencias 911, por lo que el personal de la Coordinación Departamental Moreno llegó al lugar, para posteriormente ingresar por la fuerza y constataron que González estaba muerta, aunque sin lesiones visibles en el cuerpo, ni signos de violencia, ni desorden.

Tras la autopsia realizada este martes se determinó que la muerte se produjo por “asfixia mecánica manual” debido a que un hueso del cuello estaba quebrado, posiblemente con un dedo pulgar y la data coincidiría con el día jueves en el que se escuchó la pelea.

El sospechoso había escapado el fin de semana a Uruguay a través de la empresa Buquebús y utilizando un pasaporte a nombre de Waldo Mares Parra, por lo que se procuraba pedir la captura internacional.

El fiscal Ventricelli caratuló la causa como “homicidio agravado por violencia de género” que prevé la pena de prisión perpetua, según reseñó el diario argentino El Clarín.

SM