¡Juzgue usted! Sólo los consejos comunales venderán productos regulados en San Francisco

A- A A+
marzo 12
/ 2016

Los supermercados en San Francisco no venderán productos regulados ni aquellos rubros de gran demanda que generen cola en los establecimientos. Eduardo Álvarez, director del Instituto Municipal de Alimentación de la alcaldía sureña, informó que la acción es parte del decreto 199 -vigente desde el 4 de marzo-, en el que se indica que en un “acuerdo” con las tiendas se permite desviar estos productos a los consejos comunales del municipio, que se encargarpan de la venta de los mismos para “garatizar el derecho de los consumidores”.

Explicó en entrevista con La Verdad que el precepto está enmarcado en el Plan de Emergencia Económica anunciado por el presidente Nicolás Maduro. Detalló que los artículos 47, 48 y 49 de la Ordenanza del Sistema Integrado de Certificación y Solvencia Único Municipal los faculta a trabajar en contra del bachaqueo, de las colas y de todo aquello que altere la economía.

“En función de esto, el alcalde Omar Prieto en conjunto con su gabinete crearon el decreto 199, cuyo fin es buscar que no hayan colas en el municipio, que la gente pueda adquirir sus alimentos sin dificultades, comprar a precios justos y dejar de ser víctimas del bachaqueo”, dijo Álvarez, quien apuntó que la medida incluye no sólo a los regulados, sino a todos aquellos rubros que puedan generar colas.

La disposición obliga a la gerencia de los supermercados a notificar cuando les lleguen los productos subsidiados, así la Alcaldía procederá a recibirlos para distribuirlos a los consejos comunales, donde los venderán a la ciudadanía. La orden además exige que el expendio en los supermercados debe ser con tarjetas de débito, de crédito o de alimentación.

Señaló que la venta en los consejos comunales comienza hoy mismo. “Tenemos contacto con todos ellos a través de nuestra sala situacional. Quienes no estén al tanto pueden estar pendientes de los talleres que llevaremos a cada una de las parroquias”, refirió el director del Instituto Municipal de Alimentación, quien ante las quejas de los usuarios por la medida, dijo que los únicos en lamentarse son los “bachaqueros”.

El incumplimiento de la norma acarrea sanciones de cierre de los establecimientos. Una de las tiendas ubicada en la urbanización La Coromoto está cerrada por no informar sobre la venta de harina de maíz precocida.

“Se cometió la infracción de no notificar a la Alcaldía Bolivariana de San Francisco la venta de la harina precocida de maíz con anticipación, como lo indica la ley contra la guerra económica y el bachaqueo”, expone un comunicado de prensa de la municipalidad, donde se aclara que estos alimentos “serán comprados” por la Alcaldía y entregados al Instituto Municipal de Alimentación para que a través de los consejos comunales y comunas, los vendan al pueblo.

Inconformes

En las afueras de un supermercado en la vía a La Cañada, los vecinos manifestaron su descontento. Ayer llegó un cargamento de champú, pero fue retenido en base al decreto. El local estaba custodiado por Polisur y por funcionarios de la municipalidad, quienes hacían la revisión de la mercancía.

“Nos quieren matar de hambre. La Alcaldía soltó a sus espías. Están pendientes de cualquier camión que llegue para retenerles la mercancía. No es posible que vengan a prohibir la venta de los regulados en los supermercados. Son unos malandros. No estamos de acuerdo”, dijo un habitante de la zona, que prefirió no ser identificado.

Antecedente

Una medida similar tomó el Gobierno nacional en julio del año pasado, cuando la Superintendencia Nacional Agroalimentaria ordenó a las empresas de alimentos entregar entre 30 y 100 por ciento de su producción de leche, azúcar, pasta, aceite, harina de trigo y de maíz a los abastos de la red pública administrada por el Ejecutivo. La orden fue suspendida 48 horas después.

LV