¡Irónico! Asesinan al chofer de una funeraria frente al cementerio

A- A A+
enero 23
/ 2016

El cadáver quedó dentro de una carroza fúnebre a escasos 10 metros de la puerta principal del cementerio municipal de La Cañada de Urdaneta. Pedro José Marcano (59), chofer de una funeraria, regresaba de recoger las alfombras y candelabros en la casa de Giovanny Villasmil, tío del sicario Euris, cuando lo atacaron.

Nadie vio a los homicidas ni escuchó las detonaciones, aunque en la calle estaba repleta de curiosos. Quien se atrevió a comentar solo dijo que le dispararon desde una motocicleta a las 4.30 de la tarde. Lo sorprendieron en la curva, apuntaron al vidrio posterior de la camioneta gris, placa VCV-849, y a las ventanillas. Marcano perdió el control del vehículo, se subió la acera y condujo hasta la cerca perimetral del camposanto. Allí se desangró en su asiento.

Los policías acordonaron el área, colectaron las evidencias y se marcharon. Los vecinos susurraron sobre la peligrosidad del sector La Plaza y los últimos asesinatos.

La víctima trabajaba para la Funeraria La Cañada desde hace 16 años, era oriundo de Maracaibo, pero se residenció en el sector La Guajirita desde que comenzó a trabajar en la zona. El crimen se investiga como una vengaza. Los detectives de la Policía científica indagan si el caso se víncula a los últimos homicidios en la localidad.

LV