“Inhabilitaciones Express/ Especialidad de la Narcored”; Por José Gato Briceño

A- A A+
junio 28
/ 2016

En el año 1938 se creó la Contraloría General de la Nación por la ley Orgánica de la Hacienda Nacional. Con la reforma constitucional de 1947 adquirió rango constitucional, y con la Constitución de 1961, pasó a denominarse Contraloría General de la República. La constitución de 1999 elevó su magistratura, dotándola de rango constitucional.

Según la Carta Magna, La Contraloría General de la República es un órgano del poder público nacional (Poder Ciudadano), que goza de autonomía funcional, administrativa y organizativa que se encarga de velar por la transparente administración del patrimonio público del Estado venezolano. Está bajo la responsabilidad del Contralor General de la República, elegido por la Asamblea Nacional para un período de 7 años.

En la actualidad, para el periodo 2015-2022, el cargo de Contralor General de la República lo ejerce Manuel Enrique Galindo Ballesteros, un hombre muy allegado a la “Primera Dama de la Republica”, casi como un hermano de la doña y como un tío de los narcosobrinos. Fue Consultor Jurídico de la Asamblea Nacional (2006 – 2010), cuando Cilia fue Presidenta de la Asamblea Nacional, después, cuando Cilia fue Procuradora General, se llevó a Galindo con ella y al renunciar a la Procuraduría, le deja como su sucesor ocupando el cargo de Procurador General de la Republica Encargado, hasta que en el 2015 lo designan con el cargo de Contralor General de la Republica que actualmente ejerce.

Con este breve resumen curricular es fácil descubrir que Manuel Enrique Galindo Ballesteros, es un operador político, títere de la narcorevolución venezolana. Designado para perseguir toda la disidencia sin el menor recato así como silenciar cualquier irregularidad por grotesca que sea, cuando se trata de un miembro del Clan. Asì encontramos el caso de la Gobernadora del estado Monagas, Yelitze Santaella, quien durante los años 2013,2014 y 2015 de su gestión la Contraloría realizó varias actuaciones fiscales pero sobre supuestos hechos ocurridos en los años 2007, 2008, 2009, 2010, 2011, 2012, es decir durante los dos periodos anteriores, en lo que la titularidad de la Gobernación la ostentaba mi persona.

Ante esta realidad, tenemos dos situaciones a destacar, la primera es que la actual Gobernadora de Monagas va a culminar su gestión y, como ya he dicho en otras oportunidades fue gobernadora del Delta Amacuro 10 años y nunca hizo una sola licitación y para remate en sus 3 años ahora en Monagas, obviamente estará en lo mismo y para el aliado Contralor General de la República, no existe ningún hecho que la involucre en los aspectos administrativos, presupuestarios, financieros y técnicos relacionados con la ejecución del presupuesto del Estado Monagas. La segunda, en contraposición, es que mi gestión fue auditada desde el primer día de gestión, cada compra, cada obra, cada acción administrativa de mi equipo estuvo siempre vigilada, cosa que realmente nunca me importó, por el contrario me favoreció pues, me daba la seguridad de que las cosas se hacían correctamente en las instituciones estadales.

Tan descarado era el seguimiento a lo que se hacía en Monagas (pura dentera) que por ejemplo, la construcción del estadio Monumental de Maturín, una obra que se ejecutó en tiempo récord, que fueron más de 80 contratos, fue auditada desde antes de poner la primera piedra, cuando estaba el tráiler de la oficina apenas ubicándose en el terreno vacío.

Esos 16 meses la Contraloría jamás salió de las oficinas de control de obras hasta que el estadio fue culminado. Siempre fueron enviados desde dentro del gobierno en ese entonces y hasta ahora algunos loritos tipo “rocolitas”, de esas que cantan al meterles la moneda para hablar pendejadas y enlodar la gestión de quien les estorba, de hecho aún siguen los cagatinta tarifados de algunos panfletos de circulación nacional ingeniando denuncias que nunca fueron emitidas en la oportunidad en la que ejecutaron dichas actuaciones y escarban en lo informado en la administración desde el 2004 al 2012. Si bien diez años atrás pudieron hacerlo, es ahora cuando lo hacen pues saben que afortunadamente les queda poco tiempo y emiten una inhabilitación a mi persona, cuestión absolutamente conveniente para ellos ya que manejan los números y saben que estamos en posición de ventaja y estoy seguro de que ellos nunca más atropellaran a nuestra gente dándole migajas de lo que les corresponde como ciudadanos.

Esta situación aunque injusta , no nos sorprende pues ya es práctica habitual que las “Instituciones del Poder Ciudadano”, silencien las irregularidades de todo el que sea miembro del temido Cártel del Sol (Los Intocables), mientras que a los que disentimos del gobierno inmediatamente se nos pretenda silenciar a través de inhabilitaciones, cárceles e incluso, con extrañas muertes “accidentales”.

Ejemplos vivos de estos abusos son: Leopoldo López, María Corina Machado, Manuel Rosales, David Uzcátegui y el más reciente, mi persona. Pero esta inhabilitación, lejos de amedrentarme, me llena de orgullo y de satisfacción pues sabiendo que a pesar del tiempo y la distancia, mi gestión siga siendo objeto de minuciosa atención por parte de estos delincuentes que ya pasaron a la historia por saquear uno de los países más ricos del mundo y ser los proveedores de la droga en un 70% en el planeta, me deja claro que hicimos un buen gobierno y que ese odio y esa saña solo esconde el más profundo deseo de enterrar cientos de obras de gobierno que opacan la gestión de cualquier narcorevolucionario.

El mensaje a todos los venezolanos es de esperanza, de seguridad en que pronto, al caer la dictadura que ostenta groseramente el poder, al salir de esta red de pirañas insaciables que asombrosamente han despedazado a nuestra patria, los presos políticos estarán libres, los dos millones de expatriados por el mal vivir regresarán a trabajar en nuestra reconstrucción , los perseguidos e inhabilitados sin ningún proceso ni procedimientos ni fundamentos regresaremos con toda la fuerza para levantar y empujar a Venezuela por el camino de la vida, la prosperidad, la producción libre y la paz.

Orgulloso y agradecido con mi equipo de gobierno y con todos los monaguenses que aún mantienen intacto su sentimiento regional y el deseo de reconquistar Monagas, les digo que no pierdan la esperanza pues el trabajo bien hecho siempre vale la pena. Sorteando los obstáculos seguiré dando la pelea con lo único que me queda MI PLUMA y MI PALABRA.

José Gregorio Briceño Torrealba
“El Gato” Briceño

Twitter:@josegbricenot