¡Imperdible! “Se puede y se debe hacer el referendo”, dice Luis Vicente León

A- A A+
mayo 23
/ 2016

“Lo que nos preguntamos hoy no es si el pueblo quiere revocar, pues todos saben que la respuesta es un SÍ gigante. Todo se resume en evaluar si Maduro podrá bloquear la constitución y salir ileso”, sostuvo Luis Vicente León.

El economista y presidente de la firma de investigación de mercado Datanálisis, Luis Vicente León, destacó que la Constitución venezolana “es clara” en cuanto a la obligación de realizar el referendo revocatorio presidencial en cuanto se cumplen los requisitos y sostuvo que el centro del problema político es “evaluar si Maduro podrá bloquear la Constitución y salir ileso”.

En un mensaje publicado en su cuenta en la red social Instagram, León dijo además que los números “son evidentes: la oposición es mayoría y el deseo de cambio contundente. No hay ni la menor duda que la oposición, que logró convocar un referéndum contra (Hugo) Chávez siendo minoría, tiene la fuerza suficiente para cumplir los requisitos. Obvio que sí. Y tampoco hay duda de que si ese referéndum es convocado, la oposición lo ganaría de calle. Las incertidumbres son otras”.

Lea también: “Ni que llamen a Obama habrá revocatorio”, dice Diosdado Cabello

En tal sentido, sostuvo que la “estrategia de bloqueo” aplicada por el Gobierno de Nicolás Maduro contra el referendo revocatorio consagrado en la Carta Magna, “podría ser permanente o sólo le serviría para demorarlo hasta el 2017, (…) desatando otros monstruos internos del propio chavismo”.

“Lo que nos preguntamos hoy no es si el pueblo quiere revocar, pues todos saben que la respuesta es un SÍ gigante. Todo se resume en evaluar si Maduro podrá bloquear la constitución y salir ileso. Bien primitiva, por cierto, la situación”, agregó.

Revocatorio? La constitución es clara. El Referéndum Revocatorio es un derecho constitucional que se hace de obligatorio cumplimiento cuando se llenan los requisitos de ley. Y esos requisitos son sólo formalismos pues el espíritu del legislador es claro. Si un grupo representativo de vzlanos quiere que el presidente se mida al pasar la mitad de su mandato, entonces se debe convocar. Puede ganar o perder. Si quienes votan por revocar es más grande que quienes lo eligieron debe ser revocado. El debate no es si se puede hacer un referéndum. Claro que se puede y se debe. Tampoco es sobre la capacidad de la oposición de conseguir las firmas para solicitarlo. Los números son evidentes: la oposición es mayoría y el deseo de cambio contundente. No hay ni la menor duda que la oposición, que logró convocar un referéndum contra Ch siendo minoría, tiene la fuerza suficiente para cumplir los requisitos. Obvio que si. Y tampoco hay duda de que si ese Referéndum es convocado, la oposición lo ganaría de calle. Las incertidumbres son otras. Algo como: tiene el gobierno la fuerza institucional para evitar que le convoquen el referéndum, incluso violando todas las reglas de juego democrática? Esa estrategia de bloqueo, sabiendo que perdería, podría ser permanente o sólo le serviría para demorarlo hasta el 2017, evitando una nueva elección, pero desatando otros monstruos internos del propio chavismo, que podrían incluso estar más interesados que la oposición en la salida del presidente para preservar al chavismo? Cuál es el punto de quiebre donde el pueblo explota ante la ausencia total de drenajes de cambio? Podría el sector militar seguir respaldando al gobierno si la represión necesaria para hacerlo deja de ser pasiva y los obliga a disparar, matar, apresar y violentar derechos humanos que los contaminarán para siempre? Ese es el debate relevante. Una gran paradoja pues en una nación donde Chavez introdujo el revocatorio en la constitución, lo que nos preguntamos hoy no es si el pueblo quiere revocar, pues todos saben que la respuesta es un SI gigante. Todo se resume en evaluar si Maduro podrá bloquear la constitución y salir ileso. Bien primitiva, por cierto, la situación.

Una foto publicada por Luis Vicente Leon (@luisvleon) el

SM