¡Impactante! La confesión de Abdeslam, uno de los atacantes de París

A- A A+
marzo 25
/ 2016

Salah Abdeslam, el hombre más buscado de Europa durante cuatro meses, los que transcurrieron entre los atentados de París del 13 de noviembre y el viernes 18 de marzo, fecha de su detención, ha hablado.

El medio belga “BFMTV” recoge en su edición digital las primeras revelaciones del presunto terrorista, que ha afirmado que renunció a inmolarse durante los ataques contra la capital francesa. Abdeslam también ha explicado que no conoce a los kamikazes que perpetraron la matanza en la sala de fiestas Bataclan, pero que sí participó, junto a nueve personas, en los ataques de ese viernes, causa de la muerte de 130 personas.
Según la información proporcionada por “BFMTV”, Abdeslam ha afirmado que se involucró en la trama terrorista por su hermano, Brahim Abdeslam, que murió durante los atentados de París. Al parecer, Brahim le encargó alquilar unos vehículos, petición a la que dio curso. “Cada vez que había que pagar cosas para preparar estos atentados, el dinero llegaba de Brahim”, ha explicado a las autoridades belgas durante su interrogatorio.

Sin embargo, Abdeslam ha indicado que la principal responsabilidad de la matanza del 13 de noviembre fue de Abdelhamid Abaaoud, el terrorista abatido durante el asalto de la Policía francesa al piso de Saint-Denis, a quien “vio en Charleroi durante la noche del 11 al 12 de noviembre de 2015. Es la única vez que vi a Abaaoud en mi vida”.

El 13 de noviembre, la misión de Abdeslam consistía en hacerse explotar en el Estadio de Francia, donde se disputaba un partido Francia-Alemania con el presidente galo, François Hollande, en las gradas. Cuando llegó a las inmediaciones del campo, situado al norte de París, el presunto terrorista cambió de opinión: “Renuncié cuando aparqué el auto. Dejé a mis tres pasajeros y me marché. Después conducí al azar, hasta que aparqué no sé dónde”, ha señalado. Más tarde vagó por el metro, según su testimonio, hasta que “contacté a una única persona, Mohammed Abrini”.

Abdeslam ha explicado que apenas conocía a Abaaoud, una afirmación falsa. Los invesitigadores belgas recuerdan que ambos fueron condenados juntos en 2010 por un delito de delincuencia común. Además, el presunto terrorista, que ha pedido su extradición a Francia, también ha mentido al señalar que no reconocía en una foto a Najim Laachraoui, quien solo tres días después de su declaración participó como suicida en los atentados del martes en Bruselas.

En 2015, el propio Abdeslam viajó a Hungría para recoger a Laachraoui y trasladarle hasta Bélgica, según consta en el registro de control de fronteras entre Austria y Hungría. Laachraoui fue además el presunto artificiero de los comandos que atentaron el 13 de noviembre del año pasado en París, cuando murieron 130 personas.

Pocos días después de la detención de Salah Abdeslam en el barrio bruselense de Molenbeek, la capital belga se tiñó de sangre con un doble atentado contra el aeropuerto de Zaventem y la estación de metro de Maelbeek, situada en el barrio que alberga las principales sedes de las instituciones de la Unión Europea.

 

 
ABC