Hermann Escarrá: Juramentar los impugnados fue un acto de rebeldía ante una sentencia

A- A A+
enero 10
/ 2016

“Convocar al diálogo y antes decir que en seis meses debe estar resuelta la salida del Presidente de la República, es un acto muy impropio y muy poco cívico en lo que respecta a impulsar un diálogo verdadero y genuino, como lo está exigiendo el país”, afirmó el abogado constitucionalista, Hermann Escarrá.

El jurista destacó que “no es suficiente tener la mayoría en la Asamblea Nacional”sino que la Mesa de la Unidad Democrática de debe seguir los procedimientos que prevé la Constitución nacional para guiar las actuaciones.

Escarrá consideró como un hecho normal en democracia que la oposición haya logrado todas las mayorías que prevé el texto constitucional: “La del 30%, la mayoría simple y absoluta, las tres quintas partes y está por verse la de las dos terceras partes que dependerá de lo que ocurra entre la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia”, dijo.

Al ser consultado por la decisión de la Asamblea Nacional de juramentar los tres diputados opositores impugnados ante el máximo tribunal del país, aseveró que “fue un acto de rebeldía ante una sentencia, ha debido esperarse a que se avance en el fondo de la sentencia donde sólo habrá tres opciones: que no se encuentre culpabilidad, que las pruebas que se presentaron no sean suficientes o que efectivamente haya pruebas suficientes que consoliden la comisión de un hecho punible”.

“Ese apresuramiento, esa forma de manejar esa situación, juramentarlos y después decirles que se salgan, ciertamente vicia de nulidad no soló los actos, votaciones, propuestas parlamentarias de ellos, sino que también vicia de nulidad los actos parlamentarios sin forma de ley y cualquier acto parlamentario normal de aquí en adelante”, agregó.

EC