¡Graves! Ford manda a sus trabajadores de vacaciones colectivas otra vez

A- A A+
enero 18
/ 2016

La empresa solo cuenta con inventario para ensamblar 380 camionetas Explorer, razón por la cual les fue anunciado a los trabajadores que durante todo el mes de febrero el personal se irá de vacaciones, informó el presidente del sindicato de Ford Motor Venezuela, Gilberto Troya.

“Solo se van a ensamblar esas camionetas y hasta donde sabemos no hay más material”, dijo Troya, quien aclaró que antes del asueto navideño la compañía obligó a los trabajadores a firmar el fraccionamiento de las vacaciones pues ya se tenía claro que no habría material para trabajar en febrero.

“Se aprovecharon de la necesidad de los trabajadores para obligarlos a firmar el fraccionamiento de las vacaciones. Eso es ilegal”, aseguró Troya, quien agregó que los empleados recibirán en pago no un mes de salario sino lo correspondiente a fracción de vacaciones. Ningún vocero de la directiva estuvo disponible para ofrecer su versión sobre la situación de la empresa.

Las labores de ensamblaje en la planta de Ford en Valencia, Carabobo, se reanudaron este 11 de enero tras el asueto de navidad y año nuevo, pero de acuerdo con la información suministrada por el sindicalista solo el área de pintura está operativa.

Por otra parte, Troya señaló que las posibilidades de poder adquirir nuevos insumos para garantizar la continuidad de las operaciones lucen lejanas, toda vez que la compañía no ha podido colocar más de mil vehículos producidos bajo el nuevo esquema.

“Hay carros producidos en junio que siguen aquí en los almacenes porque no se están vendiendo. Solo han salido las Explorer, pero los otros modelos no (Ecosport y Fiesta)”, insistió Troya, para quien el alto precio en dólares es la razón de la no colocación de las más de mil unidades.

Tras un acuerdo con el gobierno, desde junio pasado Ford está aplicando un nuevo modelo productivo y de negocio, según el cual la red de concesionarios y la empresa aportan dólares para la compra de material para el ensamblaje de los vehículos, que son vendidos en dólares a fin de recuperar la inversión y contar con capital de trabajo para asegurar la continuidad de las operaciones de producción.

Sin embargo, solo las camionetas Explorer estarían siendo comercializadas. “Habría que preguntarse a quiénes se están vendiendo estas camionetas, quiénes tiene suficientes dólares para comprarlas”, señaló Troya.

Cabe recordar que los compradores de una de estas camionetas deben desembolsar 43.000 dólares más 6 millones de bolívares, monto este último que serviría para el pago de los impuestos correspondientes.

A raíz de esta situación, el sindicato insiste en solicitar a la Vicepresidencia de la República la conformación de una comisión conjunta del Seniat, Sundde, el Zodi (Zona de Defensa Integral), Inspectoría del Trabajo e Inpsasel (Instituto Nacional de Prevención, Salud y Seguridad Laborales) para que realicen una inspección a la ensambladora. “Queremos que se aclare por qué se permite la venta en dólares y se verifique para dónde van esos carros que se siguen vendiendo en dólares”, reiteró Troya.

De acuerdo con las cifras de la Cámara Automotriz de Venezuela (Cavenez), entre enero y noviembre de 2015 Ford ensambló un total de 3.410 unidades, lo que deja un promedio de 310 unidades al mes, cifra que en mejores tiempos correspondía a la producción de dos o tres días. De la cantidad ensamblada en 2015, 612 fueron Explorer, 859 Ecosport, 999 camiones F-350, 384 pick up F-250, 342 familiares Fiesta y 214 camiones Cargo.

EE