¡Genial! Disfruta de una vida más saludable tomando agua de berenjena

A- A A+
junio 17
/ 2016

Esta riquísima verdura morada por fuera y clara por dentro tiene mucho para ofrecernos.

La podemos consumir en todo tipo de recetas (siempre cocida, porque cruda puede llegar a ser tóxica) ya sea en invierno o en verano. Desde hace miles de años se usa en la cocina y es realmente extraordinaria por sus innumerables propiedades.

Recientemente se ha descubierto que el agua de berenjenas nos beneficia en variados aspectos. ¿Te gustaría saber en cuáles? Entonces sigue leyendo este artículo.

¿Para qué sirve el agua de berenjenas?

Gracias a esta bebida podremos disfrutar de una vida más saludable, por lo cual se recomienda consumirla en todo momento del año.

En primer lugar, y principalmente, porque es un poderoso diurético perfecto para aquellas personas que no suelen beber agua porque no les gusta o porque no tienen el hábito.

Además, el agua de berenjenas tiene un gran poder saciante, por lo que es ideal para los que están haciendo dieta o sufren de ansiedad a la hora de comer. Con un poco de este líquido durante el día el estómago no “solicitará” alimentos durante algunas horas.

Como si todo esto fuese poco, está comprobado que el té elaborado con este vegetal acelera el metabolismo al levantarnos y nos da un “empuje” de energía para afrontar la jornada sin agotarnos tanto.

Teniendo en cuenta que en la actualidad nuestro día está cargado de actividades y obligaciones no nos vendría mal un poco de “combustible” natural adicional en el desayuno.

A su vez, la berenjena en general y el té o el agua en particular nos ayudan a reducir el colesterol en sangre.

Si seguimos una dieta baja en grasas, hacemos ejercicio y consumimos esta verdura periódicamente lograremos bajar los niveles de colesterol malo o LDL y triglicéridos y el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

Según varios estudios, las berenjenas son ricas en ácido clorogénico. Este antioxidante tiene muchas propiedades para reducir el colesterol en personas adultas.

También aportan flavonoides que previenen problemas cardíacos y evitan que la grasa se acumule en las paredes de las arterias.

En cuanto al aporte nutricional del agua de berenjenas, cabe destacar que nos ofrece una buena dosis de vitamina E, magnesio, ácido fólico y hierro. Así, su consumo es recomendable para mujeres embarazadas, personas con anemia y ancianos.

También contiene gran cantidad de antioxidantes que estimulan el funcionamiento del hígado y la vesícula biliar. Por ello están aconsejadas para desintoxicar el organismo y limpiarlo por completo.

Sus propiedades depurativas y sus altas concentraciones de fibra se encargan de eliminar todos los residuos acumulados en los intestinos (que provocan, entre otras enfermedades, el síndrome de colon irritable o el estreñimiento).

También es útil en los casos de retención de líquidos y edemas.

Si quieres perder peso o reducir el abdomen no dudes en consumir agua de berenjenas todos los días, ya que puede actuar para quitar la grasa acumulada.

A su vez, es ideal para los deportistas o quienes practican ejercicio físico, ya que les aporta proteínas y vitaminas, además de mucha energía.

¿Cómo se prepara el agua de berenjenas?

Existen tres maneras diferentes para disfrutar de todas las ventajas de esta bebida, refrescante en verano y perfecta para aumentar la temperatura corporal en invierno.

Receta 1

Ingredientes

  • 1 berenjena
  • 1 limón
  • ½ litro de agua

Preparación

  • Lava bien la berenjena y, sin quitarle la cáscara, trocéala en cubitos pequeños.
  • Coloca los cubitos en un frasco o jarra de vidrio.
  • Corta el limón en rodajas de 1 cm de ancho (aproximadamente) y añade al recipiente.
  • Agrega el agua a temperatura ambiente.
  • Tapa y coloca en la nevera o un sitio oscuro toda la noche.
  • Por la mañana, en ayunas, consume 1 vaso, y otro antes antes de almorzar.
  • Si deseas desintoxicar el cuerpo sigue esta rutina durante una semana seguida.
 Receta 2

Ingredientes

  • 1 berenjena
  • ½ litro de agua

Preparación

  • Los primeros pasos son iguales a la receta anterior (lava y pica la berenjena).
  • Coloca en un recipiente y echa el agua (el líquido tiene que tapar la verdura, puedes agregar más si es necesario).
  • Deja en remojo un día completo y filtra antes de consumir.
  • Bebe todo el líquido a lo largo del día (la primera toma será en ayunas).
  • Continua durante 7 días, al menos, para depurar el organismo como corresponde.

Receta 3: té de berenjenas

Además de consumirla fría, esta bebida “acepta” una versión caliente para el invierno o para acompañar las comidas.

Ingredientes

  • 1 berenjena
  • 1 litro de agua
  • El jugo de un limón

Preparación

  • Corta la berenjena ya lavada en trozos medianos y colócala en un cazo con el agua.
  • Llévalo a ebullición y, cuando rompa el hervor, deja que se realice la decocción durante 1o minutos.
  • Pasado ese tiempo retira del fuego y mezcla con el jugo de limón.
  • Deja reposar unos 15 minutos, cuela y bebe una taza (lo más caliente posible).
  • Bebe el resto durante el día para aprovechar sus efectos diuréticos.

Puedes elegir cualquiera de las 3 opciones para disfrutar las propiedades del agua de berenjena. ¡También puedes ir combinándolas según el momento del año!

Y, por supuesto, no dudes en agregar este delicioso vegetal en tus comidas, es realmente polifacética y está presente en miles de recetas.

MCS